Dicen que “La unión hace la fuerza”.

Viejo dicho popular que nos invita a la reunión de diversas personas que tienen un fin común y buscan un resultado positivo que a todos favorezca.

En la #Marcha del pasado domingo que se convocó a toda la sociedad para protestar en contra de las medidas políticas, económicas y sociales aplicadas por ##Donald Trump en los Estados Unidos, lo que menos hubo fue precisamente eso, unión nacional por el bien de México.

Aunque hubo marchas en diversos estados de la Republica Mexicana, la realizada en la Ciudad de #México, es la que representa mejor la situación que se presentó en las diversas plazas, debido a la cantidad de participantes y por ser el centro económico y político del país.

Anuncios
Anuncios

Una marcha que invocaba a la unidad, primeramente se dividió en dos diferentes y posteriormente se fragmentaron de manera desordenada.

Triste ver que en una marcha convocada por ciudadanos, se metan –como siempre- partidos políticos y sus representantes para querer salir en la foto, influir en la sociedad con sus pensamientos e ideologías, otros tantos para reprimir la protesta al viejo estilo del poder absoluto y por último otros grupos lanzando consignas utilizando argumentos que aunque importantes, no eran el objetivo mismo de la marcha para ese momento.

De esta manera hubo una marcha en contra de #Donald Trump y otra en contra de #Peña Nieto. Ambas validas pero la de Peña con un mensaje desvirtuado. Y no es que uno quiera estar a favor del gobierno -que quede muy claro- pero el objetivo del llamado social era única y exclusivamente para gritar en contra de #Donald Trump.

Esa era la idea, hacer un llamado nacional o tal vez mundial para demostrar que los mexicanos estamos dispuestos a protestar y a luchar en contra de las medidas racistas y económicas que nos están afectando.

Anuncios

Sin embargo es triste y vergonzoso ver como miles de mexicanos somos luchadores sociales digitales, que creemos que criticar al gobierno, ofenderlo y despotricar en su contra vía facebook o twitter, es lo más adecuado.

Tontamente se piensa que el poder de las redes sociales va a ayudar a generar el cambio, ese movimiento que tanto necesita nuestro país con carácter de urgente.

La lucha social no puede ser de escritorio o de smartphones, escondidos en el anonimato que nos permiten lanzar la primera piedra y esconder el teclado -antes era la mano-.

Para todo aquel mexicano que desea realmente ayudar a cambiar a nuestro país, lo primero que debe de hacer es informarse en fuentes serias, verídicas y profesionales, conocer los movimientos y decisiones reales que nos afectan, para con ello poder tomar acciones responsables.

No dejarse llevar por mensajes o discursos de políticos oportunistas y populistas que prometen un cambio que saben perfectamente que no pueden llevar a cabo, debido a los altos niveles de corrupción existentes en todas las esferas políticas.

Anuncios

Debemos olvidar el espejismo de que la gente "bonita o famosa" sin estudios profesionales, es la más apta para gobernar. Conozcamos y analicemos propuestas serias y profesionales, evitando caer en el juego de cientos de políticos rateros de todos los colores, que tan solo viven sin trabajar saqueando al país, con discursos que solo apantallan a los incultos.