El porcentaje de crímenes contra las mujeres en América Latina es un tema alarmante a nivel internacional, desde hace décadas. Según recientes estudios, 7 mujeres mueren al día en México víctimas de #Violencia de Género, y más del 70% de mujeres y niñas ha experimentado al menos un acto de violencia de cualquier tipo, siendo la mayoría de carácter sexual.

Menos del 30% de los casos denunciados de violencia de género, son investigados. La mayoría son tratados como homicidios, tráfico de personas o desapariciones, sin profundizar en la perspectiva social y de género, lo que se ha convertido en un problema estructural del país.

Anuncios
Anuncios

Mientras que la tasa por homicidio en varones presenta un descenso desde 2011, el número de mujeres asesinadas creció a partir de la ofensiva armada estatal en Diciembre de 2006, aumentando el porcentaje de víctimas en un 155%.

México no repara el daño de los femenicidios en Ciudad Juárez

Entre 1993 y 2010 fueron asesinadas en el Estado de Chihuahua alrededor de 500 mujeres, según las cifras oficiales. Sin embargo, existe una asombrosa dificultad para hallar datos reales de las investigaciones de estas muertes, debido a que en su mayoría eran mujeres jóvenes y de origen humilde y no fueron investigadas, o sus asesinatos se clasificaron como homicidios, ajustes de cuentas o desapariciones. La mayoría de ellas fueron víctimas de violencia sexual.

En 2009 el estado de México fue condenado por feminicidio, sin estar calificado ni siquiera como delito en el código penal.

Anuncios

La mayoría de los casos de violencia de género son tratados con total impunidad, y a pesar de esta sanción, en 2010 se produjo la mayor masacre de Ciudad Juárez, con 304 mujeres asesinadas.

Varios estudios confirman, que estos asesinatos están relacionados directamente con el nivel de tolerancia de la sociedad hacia la violencia y la corrupción de las autoridades.

La indiscriminada violencia en la guerra contra el narcotráfico

Un año después de la declaración de la guerra contra las drogas, del entonces presidente Felipe Calderón, el índice de mujeres asesinadas aumenta, y el problema continúa latente a día de hoy.

Así es como el homicidio, la violencia sexual y las violaciones son consideradas delito de guerra y forman parte integral de ella. A pesar de que las guerras son normalmente dirigidas y provocadas por hombres, repercuten de manera directa a las mujeres como mecanismos de dominación y castigos colectivos entre bandos, bajo la idea patriarcal de deshonra para las familias.

La mujer está siento utilizada como mecanismo de honor y dominación, reclutadas por las organizaciones criminales para su explotación sexual y víctimas provenientes de clases sociales bajas, cuyas muertes también están relacionadas con ajustes de cuentas y consumo de drogas.

Anuncios

Según las estadísticas, más de la mitad de los ataques que reciben las mujeres son provocados por agentes del Estado, y muchos de ellos al intentan reivindicar por la muerte de una hija o hermana.

Ignorar la complejidad social de este fenómeno relacionado con la violencia machista del país y a nivel mundial, dificulta el estudio de la sociedad, con la finalidad de buscar soluciones de una vez por todas a la violencia que se produce contra nosotras por el hecho de ser lo que somos, mujeres.

El hecho de que nos utilicen como mensajes de guerra entre líderes y narcos, a un policía o a un delator, nos obliga como mujeres a alzar la voz, y hacer llegar a todo el mundo nuestro verdadero mensaje:Nos queremos libres y vivas