No se quedará de brazos cruzados el gobierno mexicano ante las arremetidas de #Donald Trump. La nueva administración estadounidense ha amenazado con crear un nuevo impuesto sobre las importaciones mexicanas para reunir el dinero que financiará la construcción del Muro entre México y Estados Unidos. Ante este anuncio, el ministro de Relaciones exteriores, Luis Videgaray, ha pedido paciencia a la población, al mismo tiempo que ha insistido que el gobierno podría pagar con la misma moneda. El gobierno de Enrique Peña Nieto no descarta la posibilidad de imponer un impuesto similar a las transacciones que llegan desde Estados Unidos. Las dos economías están íntimamente ligadas y, como ha dicho el ministro Videgaray, una guerra comercial sería perjudicial para ambos sistemas, no sólo para #México.

Anuncios
Anuncios

“Sin duda - ha declarado el canciller mexicano – tenemos esta opción y creo que lo que no podemos hacer es quedarnos con los brazos cruzados. El gobierno mexicano tiene que responder”. Videgaray recordó que esa estrategia sería similar a la que adoptó México en el 2009 en Iowa, Texas e Wisconsin.