La confrontación entre el obispo de la diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, y el gobernador de Morelos, Graco Ramírez Garrido Abreu, se encendió aún más, luego de la carta que el arzobispo primado de México, Norberto Rivera Carrera, le envió este 22 de marzo al prelado, encargado de la Iglesia Católica, en la Ciudad de la Eterna Primavera.

En la misiva, dirigida a Ramón Castro, Rivera Carrera asegura que se conoce la probidad del obispo, y repudia los ataques y difamaciones en su contra. Nunca se refiere, sin embargo, al gobernador #Graco Ramírez.

"Sabemos además de tu entusiasmo, caridad y entrega pastoral", le dicen el arzobispo y otros obispos firmantes de la carta, como Francisco Chavolla (Toluca); Raúl Gómez González (Tenancingo) y Juan Martínez García (Atlacomulco); entre otros integrantes del clero mexicano.

Anuncios
Anuncios

Los firmantes aseguran que el #Obispo de Cuernavaca es promotor de la justicia y la paz, "al estilo del pastor con olor a oveja", como el pontífice Francisco les ha solicitado, aseguran.

Desde poco después de su llegada a la capital morelense, en mayo de 2013, como encargado de dicha diócesis, Castro Castro comenzó una ríspida relación con el gobierno perredista estatal, encabezado por Ramírez.

Las constantes críticas del purpurado en contra del clima de inseguridad han sido interpretadas como una intromisión del representante eclesial en temas políticos, lo cual implica una violación a la Constitución federal, a decir de las autoridades locales.

Una rueda de prensa del encargado de la política interna en Morelos, el secretario de Gobierno, Matías Quiroz, esta semana, encendió más la pugna, al acusarlo de estar precisamente violando preceptos constitucionales.

Anuncios

Se lo señalaba de participar en los ataques políticos de los enemigos del gobierno, con quienes constantemente se reúne, como el diputado federal del PRI, Matías Nazario Morales, o el líder hasta febrero pasado de la Cámara de Diputados Federal, el panista Javier Bolaños Aguilar (ambos, aspirantes al Ejecutivo estatal).

La Arquidiócesis Primada de México no publica en su portal la carta en referencia. Sin embargo, el propio obispo Ramón Castro Castro lo hace en su cuenta oficial de Twitter (twitter.com/MonsRamonCastro), donde agradece el apoyo y solidaridad de sus hermanos obispos y pide a Dios que se los pague.

El prelado es muy activo en esa red social, donde constantemente difunde los hechos de inseguridad en el estado, lo cual encoleriza siempre al mandatario perredista. Apenas el pasado 19, Castro Castro informó del secuestro y asesinato del hermano de un sacerdote en el estado.

La carta aquí reseñada implica a partir de ahora un enfrentamiento directo entre el gobernador Graco Ramírez y la alta jerarquía del clero mexicano, y no ya sólo contra el obispo de Cuernavaca. #Pleito de Graco ramírez y obispo