El Gobierno Federal encabezado por el Presidente #EnriquePeñaNieto y el titular de la Secretaría de #Educación Pública, #AurelioNuño, presentaron el llamado ##NuevoModeloEducativo.

Acorde a lo que debe de ser, el nuevo modelo fue presentado con “bombo y platillo” para anunciar las medidas que se tomarán para su cumplimiento.

Entre los cambios estructurales que se plantean están los referentes a la Escuela, Planes de Estudio, Maestros, Inclusión, Equidad y Gobernanza del Sistema Político.

Este #NuevoModeloEducativo entrará en vigor en el próximo ciclo escolar 2018-2019, exactamente antes de que termine el sexenio de Peña Nieto y justo después de que se haya elegido nuevo presidente de #México para el siguiente sexenio.

Anuncios
Anuncios

Lo triste del caso es que este #NuevoModeloEducativo está destinado al fracaso, ya que el propio #AurelioNuño ha declarado que si el próximo gobierno que seguramente –y lo reconoce- no será del PRI, no desea continuar con este modelo, éste no podrá seguir adelante es decir si se desea, se puede regresar fácilmente y de un plumazo a lo que estamos viviendo justamente en este momento, así de fácil.

Esto quiere decir que el #NuevoModeloEducativo es y ha sido creado únicamente con los mejores deseos de un cambio, pero no se han realizado los procesos necesarios para que sea intocable.

La fragilidad de su nacimiento lo hace altamente vulnerable y muy fácil de derrotar.

Todos los mexicanos sabemos que #México, no puede progresar y despegar como una nación de primer mundo como se merece, debido a que cada seis años el gobierno entrante llega con “nuevas y grandiosas ideas” y derrumba todo lo poco bueno que se haya construido.

Anuncios

Peor aún si el nuevo huésped de Los Pinos, trae discursos populistas en donde se protegerá a la “clase trabajadora” o mejor dicho a los líderes corruptos de los diversos sindicatos que mantienen inmóvil a nuestro país, a cambio de no tocar sus intereses.

Una verdadera Reforma educativa no puede estar a merced del capricho o disgusto del próximo jefe del ejecutivo. Debe incluir el compromiso del Gobierno Federal y las diversas dependencias involucradas, maestros, alumnos, padres de familia y sociedad en general.

Se requiere de generar un consenso y un gran pacto nacional en donde como primer paso, se reconozca la mediocridad de los actuales programas y sistemas de educación.

Un proceso en donde se destierre la corrupción existente en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) para que esos recursos con los que se enriquecen tan solo unos cuantos, se destinen a mejorar la infraestructura de las escuelas, dotándolas de mobiliario, materiales y tecnología acordes al momento actual del siglo XXI.

Anuncios

Y por último lo más importante, aunque a muchas personas les duele hablar del tema es necesario, vital e inevitable que los maestros de todos los niveles se capaciten y cumplan con una serie de requerimientos que garanticen que poseen la capacidad suficiente, para tener en sus manos el destino de todos los niños y jóvenes de este país.

La educación en #México se ve –por una gran mayoría, no por todos- como la posibilidad de ganar un dinero extra y no como un compromiso profesional.

Mientras nada de esto suceda –y desgraciadamente así será- cualquier #NuevoModeloEducativo que se diseñe y que no cuente con el aval de las partes involucradas, desgraciadamente tenderá al fracaso.

A cualquier gobierno –desde el actual o los futuros, sin importar el partido o el candidato- les conviene mantener viva la ignorancia de la sociedad.