Bolivia ha estado siempre en la cabeza de las listas de cultivo de hoja de coca. Esta actividad forma parte de la tradición cultural del País andino. Sin embargo, en los últimos años ha sido superado por Colombia y Perú. Hace seis años, en el territorio boliviano había 31.000 hectáreas sembradas de coca. Hoy son 20.000.

A diferencia del gobierno colombiano, Bolivia ha logrado reducir los cultivos de coca sin llevar a cabo operaciones militares o fumigaciones químicas. La Oficina de Naciones Unidas Contra la Droga ha confirmado el éxito del plan del gobierno de Evo Morales. Sin represiones o amenazas, se estimula a los agricultores a que erradiquen ellos mismos los cultivos.

Anuncios
Anuncios

Se han invertido más de 1,200 millones de dólares en tecnología y proyectos alternativos para que estos campesinos puedan dedicarse a otras actividades.

Sin embargo, el presidente aymara formó una ley que duplica el área legal para el cultivo de la hoja de coca, por lo que Estados Unidos lo incluyó en la lista de Países que no luchan contra el narcotráfico mundial. #Política #internacional