Es un simple jersey deportivo que su valor en tela no representa una gran cantidad, sin embargo vale 500 mil dólares, por lo que la ofensa al pueblo de ##México, es grande y lastimosa.

El ex-presidente Calderón pidió un castigo para este ladrón, sin embargo ni la #NFL, ni los gobiernos tanto de #México como de Estados Unidos, se han pronunciado al respecto.

Al parecer y hasta elmomento, no existe una demanda oficial que busque castigo por el acto.

Sin embargo y sin ánimo de querer cortarle la cabeza a este ladrón, que nos ha puesto en el ojo del huracán, el Estado Mexicano debería de llevar a cabo un castigo ejemplar para ver si de esa forma se manda el mensaje a los ##mexicanos, de que existe por lo menos un gobierno que se entera de lo que sucede.

Anuncios
Anuncios

La ofensa es más moral que física ya que este acto ofende y en nada ayuda a la imagen de #México en el exterior.

En Estados Unidos la pena puede llegar a ser hasta de 99 años de prisión, pero en #México podría solo ser el pago de una fianza, eso si no se ampara antes. De vergüenza.