¿Dejarías que tus hijos interactuaran con materiales didácticos sobre el ejercicio de las diversidades sexuales?

Con un diseño innovador el Instituto de la Juventud (#Injuve) de la Ciudad de México financió la publicación de los primeros mil ejemplares del libro “#ColoreaLasTijeras”; sin embargo, para su difusión en escuelas secundarias se enfrentarán con un obstáculo: Las sociedades de padres de familia.

Dirigido a jóvenes lesbianas y bisexuales de 12 a 29 años de edad, el Instituto decidió invertir 30 mil pesos en el primer tiraje del proyecto generado por la asociación Clóset de Sor Juana, en el cual se abordan temáticas como: prácticas sexuales entre dos mujeres, zonas eróticas, juguetes sexuales, salud ginecológica y menstruación, entre otros.

Anuncios
Anuncios

Aunque en sus objetivos posteriores se encuentra hacerlo llegar a todos los grupos poblacionales, por el momento ven “complicado” lograrlo mediante el sistema educacional, la razón radica en que se tendría que contar con la aprobación de los padres o tutores en el caso de los menores de edad, lo cual podría desafiar la apertura con la que cuentan.

En entrevista exclusiva, el director del área de Cultura, Igualdad y Diversidad de la dependencia, Ángel Conto, detalló que debido a la incidencia de la Secretaría de Educación Pública esperarán a que se concreten las leyes secundarias de la primera Constitución local para observar el margen de acción con el que podrían contar.

Con la meta de conseguir la “democratización” de la información sobre la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti e Intersexual (#LGBTTTI), obtuvieron luz verde para impartir foros en las secundarias capitalinas, pero Conto precisó que les fue recomendado tratar cada tema con el director de cada institución educativa.

Anuncios

Fue en el marco del Día de la Mujer cuando se presentó el cuadernillo de 24 páginas; en él se ofrecen imágenes acompañadas de explicaciones “con enfoque de género, autocuidado y de derechos humanos”, explicó.

Agregó que al idear el proyecto “lo que queríamos era hacer una campaña que visibilizara algunas de las necesidades y dudas que se generan en torno al ejercicio de la sexualidad”, debido a los procesos a los que se enfrentan las personas en el reconocimiento de su cuerpo y las prácticas sexuales que les resultan o no satisfactorias.

Así, entre vaginas, dildos, lenguas, úteros y senos, se concientiza a los jóvenes de la urbe. Al momento, dijo, se han repartido solo 150 ejemplares de los 500 con los que se quedó el Injuve, aunque será la próxima semana cuando todos aquellos interesados en conocer el libro podrán descargarlo en la página www.injuve.#CDMX.gob.mx