En los últimos días los cuerpos de seguridad e inteligencia han dado en el clavo: lograron dar con el paradero y la detención de dos prófugos de la justicia mexicana. Tomás Yarrington y Javier Duarte, ambos ex gobernadores del Partido Revolucionario Institución, uno por el estado de Tabasco y el otro por el estado de Veracruz, cayeron ante las fuerzas del orden en el extranjero. A la luz de la comunidad internacional, este duro golpe en contra de la criminalidad organizada y los carteles de la droga pareciera ser una buena señal de que la ley se respeta en #México. De que lo bueno está por llegar.

El éxito de las operaciones de seguridad

A primera vista, el éxito de las operaciones de seguridad por parte del Estado mexicano parecieran dar un claro mensaje en contra de la impunidad y la corrupción.

Anuncios
Anuncios

Un ejemplo de que lo que se está haciendo para combatir la criminalidad, está funcionando.

Sin embargo, no todo lo que brilla es oro. Y menos cuando se trata de política. La eficacia de las detenciones de Duarte y Yarrington (este último en fuga desde el año 2012), se dan justo en el momento en el que pueden servir en términos electorales al presidente Enrique Peña Nieto.

El mensaje de Enrique Peña Nieto

El presidente mexicano no dudó en sacarle provecho a las detenciones durante un discurso que pronunció en la Toma de Nota y Protesta de la nueva directiva del Congreso del Trabajo. Peña Nieto dijo: “Aquellos que violaban las leyes, ahora se ven obligados a deben responder por sus actos. Independientemente de lo que diga el poder judicial, esos arrestos son un mensaje firme y contundente que envía el Estado mexicano en contra la impunidad”.

Anuncios

“La localización – agregó el jefe de Estado mexicano - fue gracias al intercambio de información y trabajo coordinado de instituciones del Gobierno mexicano con las de otros países”.

Ley Fuga a Duarte en Guatemala

El comentario del escritor Antonio Ortuño en Facebook sobre la detención de Duarte, el segundo ex gobernador corrupto que cayó, es bastante irónico: “Una vaquita, juntar una lana y pagarle a Guatemala para que le aplique la Ley Fuga a Duarte. Total, ya nos van a acusar de lincharlo, al pobre”.

La táctica del Partido Revolucionario Institucional

Las detenciones de Yarrington en Florencia, Italia, la semana, y la de Duarte en Guatemala el sábado en la noche, llegan a pocos días del proceso electoral en los estados de México, Coahuila y Nayarit. ¿Una simple casualidad temporal o resultado de una premeditada estrategia?

Algunos políticos y analistas mexicanos creen que los arrestados forman parte de una táctica del Pri para tratar de limpiar su imagen a nivel nacional y mostrarse ante el electorado como una opción honesta.

Anuncios

Entregar a Duarte y Yarrington, casos aislados de corrupción, es la prueba de que quienes quiebran la ley pagan con la cárcel.

… Y lo que viene

Otros analista screen que habrá mucho más: se dice que las recientes declaraciones del gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, podrían revelar el plan de nuevos escándalos en contra del ex presidente Andrés Manuel López Obrador. Al parecer, Javier Duarte habría financiado al partido de López Obrador, llamado Morena, en las últimas elecciones de Veracruz. Si eso se llega a comprobar, el aumento de popularidad de AMLO se vendría abajo.

Lo cierto es que todos están tratando de sacarle provecho al máximo, en términos políticos, a la detenciones de los dos ex gobernadores corruptos del Pri. Pero los mexicanos no olvidan que ellos formaron parte de una casta de políticos que en algún momento eran al poder, protegidos por un partido que no reparó en las irregularidades. #AMLO