El Tribunal de Nueva York que juzga a Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, sobrinos de Cilia Flores, esposa del presidente venezolano Nicolás Maduro, anunció su decisión: el proceso judicial está cerrado y no podrán ser entregadas más pruebas o testimonios sobre el caso. Según los medios venezolanos, el fiscal norteamericano Joo Kim envió una carta al juez que se ocupa del caso, Paul Crotty, en la cual explica que no queda documentación pendiente. Ya la defensa ha hecho todo lo que podría.

La sentencia final sobre el futuro de los jóvenes de Campo Flores y Flores de Freitas será anunciada el próximo 26 de junio.

Anuncios
Anuncios

Se dice que serán condenados a cadena perpetua.

Ambos fueron sorprendidos con cinco kilos de cocaína que pretendían introducir en el mercado de Estados Unidos desde territorio venezolano. Fueron capturados por un agente de la Dea encubierto, al que le querían vender los estupefacientes. Por ello, el jurado los declaró culpables.

De acuerdo a las declaraciones de Petit difundidas por la prensa, “desde el inicio de este caso el gobierno norteamericano calificó el expediente de los sobrinos del presidente venezolano Nicolás Maduro como un proceso que se ocupa exclusivamente al caso del tráfico de drogas. Tratamos de quitarle cualquier connotación política que los abogados defensores han querido darle al caso. Por ello, y basados en esta premisa, la fiscalía del caso trabajó todo el procedimiento con elementos que le permitían comprobar que los jóvenes venezolanos Flores y Flores de Freitas habían cometido delitos de narcotráfico antes de ser capturados por los agentes de la DEA.

Anuncios

Sin embargo, es notorio que usaban sus influencias políticas para poder llevar a cabo sus operaciones en total impunidad”. #Venezuela #Corrupción