La supuesta noticia aún sin confirmar que el empresario venezolano Lorenzo Mendoza se lanzaría a la contienda electoral en las próximas elecciones venezolanas para el 2018, ha logrado voltear la mirada para analizar los factores que impulsan a exitosos y ricos empresarios a caminar por el sendero político.

Después de la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump, la política se da la mano con el mundo empresarial, llevando a la humanidad un mensaje de la posible reconstrucción de economías de países con crisis y de nuevas inversiones, que ayudarán a refundar algunas naciones y, en otros casos, aminorar la corrupción de aquellos políticos que con ansias de poder gobiernan o han gobernado para unos pocos olvidando las necesidades de los pueblos, hundiéndolos en la miseria más extrema y con los índices de inflación más elevados de la región.

Anuncios
Anuncios

En esta carrera presidencial de la mano con el sector empresarial se encuentra el nuevo Presidente de Argentina Maurcio Macri, actualmente presidente del Club Atlético Boca Juniors y de innumerables empresas como Cralco, Empresas del Sur y una interminable lista de compañías. Horacio Cortés es Presidente de la República de Uruguay y es - al mismo tiempo - un empresario exitoso en el sector industrial, financiero, tabacalero y ganadero, salta a la política para gobernar Paraguay hasta el año 2018.

¿Por qué Carlos Slim no quiere ser Presidente, si como empresario es exitoso?

El mexicano Carlos Slim de 77 años de edad nacido en Ciudad de México fue nombrado por la Revista Forbes durante los años 2010, 2011 y 2012 como el hombre más rico del mundo; propietario de empresas multinacionales como el Grupo Carso, Cigatam, Minería Friso y un sin número de empresas más.

Anuncios

Adquiere en 1990 Teléfonos de México, Telmex y su poderío aumenta cada año. Ante la llegada del empresario y multimillonario Donald Trump a la Presidencia de los Estados Unidos, muchos de los seguidores de Slim le preguntaron sobre la posibilidad de ir a la contienda política, ante lo cual la rechaza enfáticamente, ya que considera no tener vocación para ser Presidente de México; en una entrevista realizada en Acapulco el 15 de Abril de este año 2017 señaló: No, nunca, son cosas diferentes a lo mío, son vocaciones diferentes, cada quien debe elegir lo suyo, y lo mío no es la política”.

La historia juzgará si la política y la carrera empresarial van de la mano y ayudarán a levantar a un país de las crisis económicas. #DonaldTrump #carlosslim #mauriciomacri