“Los mexicanos pagarán el #Muro”, había dicho un recién nombrado #Donald Trump. Estaba fresco de victoria, luego de las elecciones para la presidencia de Estados Unidos, y creía que todo lo podría hacer. Sin embargo, a casi 100 días de gobierno (que se cumplen el próximo sábado), el magnate ha tenido que dar marcha atrás.

Rechazo general

La idea de financiar la construcción del Muro en la frontera entre Estados Unidos y #México con el dinero del gobierno federal fue rechazada por el Congreso. Los diputados del Partido Democrático, así como también los mismos colegas del Partido Republicano, ha votado en contra de la propuesta de incluir fondos para el proyecto.

Anuncios
Anuncios

Queda tiempo hasta el viernes para que se lleven a cabo nuevas negociaciones sobre el tema, pero es bastante difícil que Trump logre mayor consenso.

La prioridad del Muro

El único Muro que ha podido construir Trump es uno entre su gobierno y varios representantes del Partido Republicano. La propuesta de destinar más de 20mil millones de dólares para alzar una edificación en la frontera (que según los expertos servirá a muy poco para frenar el flujo migratorio hacia el territorio norteamericano) ha exasperado a los mismos republicanos. Con todos los problemas económicos que Estados Unidos tiene aún por resolver, el Muro no debería ser una prioridad.

Ganar tiempo hasta septiembre

Luego de las primeras discusiones en el Congreso, Trump tuvo que declarar ante los medios que está pensando en posponer el tema del Muro para el próximo mes de septiembre.

Anuncios

Según la página de noticias Politico, en ese plazo de tiempo el mandatario estadounidense piensa poder ganar tiempo y sumar adeptos a su causa.

Mick Mulvaney, director de la Oficina para la Gestión y el Balance del gobierno estadounidense, ha declarado a la agencia AP que “sabemos que hay personas en el Congreso que no están de acuerdo con la construcción del Muro, especialmente al interno del Partido Democrático, pero ellos perdieron las elecciones presidenciales… El presidente debería tener la oportunidad de financiar lo que quiere en el primer balance de su mandato”.

Fracaso en contra del Obamacare

El fracaso de Trump con el Muro en México se suma a otro fiasco más: la propuesta de desmantelar en 100 días el sistema sanitario conocido como Obamacare para reemplazarlo con otro por él ideado. Sea el Muro y la reforma de salud parecieran destinadas a quedarse como promesas electorales.

La parálisis del gobierno federal

Con el paso atrás - y la disposición de hablar en otoño – el magnate espera poder evitar que los primeros 100 días de su mandato estén marcados con el cierre del gobierno federal.

Anuncios

Trata de cualquier forma de buscar consensos. En caso de no llegar a un acuerdo, se produciría una crisis similar a la que paralizó al gobierno norteamericano por más de dos semanas en octubre del 2013. Estados Unidos viviría nuevamente el cierre de muchos servicios públicos por la falta de pago de los empleados del Estado.

Sobran los Muros en el siglo XXI

Para Manolo Romasanta Touza, Trump logró construir un Muro ideológico que sólo le está causando problemas a él mismo. En un artículo publicado en el País, el analista sostiene que el magnate está tratando de reproducir modos que el pasado pretendían imponer una cultura sobre otra, creando límites artificiales. Métodos antiguos que sólo han provocado conflictos, como bien lo enseña la historia. “Hubo muros de cemento y de piedra. Pero también existen murallas creadas por la intolerancia, el odio, los nacionalismos extremos. La historia está llena de tentaciones que buscan separar pueblos, culturas, sueños – ha escrito Romasanta Touza -. Sin embargo, en pleno siglo XXI, estamos en una realidad llamada a la globalización, al respeto, a la igualdad. Por eso deberían sobrar los muros; cualquier tipo de muro que sean”.