Para entender el conflicto en #Siria es necesario que pensemos en esta región como la panacea, que todos los países y grupos de poder quieren poseer y controlar. Se trata de un territorio rico en recursos. Siria se encuentra en una localidad en la cual se ubica un tercio de las reservas de petróleo y gas natural del mundo, que funciona como puente entre Oriente y Occidente.

¿Cómo inició el conflicto?

En marzo de 2011 los ciudadanos realizaron una protesta pacífica que buscaba expresar su descontento debido a una alta tasa de desempleo, a la corrupción y la falta de libertades políticas; como respuesta, el régimen del presidente Al Asad, disparó a los protestantes.

Anuncios
Anuncios

A medida que la represión crecía, la población comenzó a armarse también y a responder a los ataques de las fuerzas de seguridad, lo que dio origen a una guerra civil, alimentada por grupos extremistas como los prisioneros yihadistas y grupos de los Estados del Golfo.

Para enero del año siguiente, grupos kurdos comenzaron a buscar su independencia y fue así como esta se convirtió en la "guerra de guerras", en la cual cada grupo lucha por causas distintas.

Alianzas y móviles

El conflicto que inició como una guerra civil se vio acrecentado por la intervención de países extranjeros como Irán, Turquía, #Estados Unidos y Rusia, que continuamente envían armas y dinero al grupo al que apoyan.

Tenemos entonces a Irán y Rusia apoyando al régimen de Al Asad, a los Estados del Golfo, Turquía y Jordania del lado de los rebeldes, a #Isis peleando de manera independiente y a los kurdos buscando la independencia de la región norte de Siria, y perdido en mitad de todo, a Estados Unidos que, en un inicio, apoyó a los rebeldes que luchaban contra el régimen de Al Asad, pero que posteriormente decidió sólo apoyar a aquellos rebeldes que estuvieran dispuestos a combatir a Isis.

Pero, ¿cómo fue que se involucraron las potencias internacionales?

El interés de Irán en la región se debe a que este lugar es su principal punto de tránsito de armas, además de compartir con el régimen sirio la ideología Baaz.

Anuncios

Por otro lado, Rusia intervino desde un principio apoyando al régimen de Al Asad, crucial para mantener el control y los intereses de los rusos en la región.

Además tenemos a Arabia Saudita que pretende contrarrestar la influencia de Irán, su principal enemigo, enviando armamento y militares a la zona en apoyo a los rebeldes, incluidos los grupos islamistas de ideologías radicales.

En agosto de 2016, Turquía expresa su apoyo al Ejército Libre Sirio (FSA, por sus siglas en inglés) para terminar con el levantamiento kurdo.