Nada más elocuente que esta foto de una mujer venezolana frente a una tanqueta de la Guardia Nacional Bolivariana, fundada hace a mediados del siglo XX por - aquel entonces - Presidente de la República General Eleazar López Contreras y cuyo lema fue “El honor es su divisa” honor que no se vislumbra por ninguna parte, cuando las manifestaciones pacíficas de la oposición venezolana toma las calles de Caracas y principales ciudades del país, como ocurrió el pasado 19 de Abril; fecha en la que todos los venezolanos conmemoran el primer intento de independencia contra España en 1810.

En ese entonces el Capitán General de #Venezuela Vicente Emparam preguntó al pueblo congregado en las afueras del Cabildo Caraqueño “Si no querían que siguiera mandando, el pueblo respondió que NO y el dijo, entonces Yo tampoco quiero mando”.

Anuncios
Anuncios

Tomando este ejemplo, miles de personas salieron a las calles y en Caracas realizaron una de las mayores marchas que ha visto esta ciudad, la autopista Francisco Fajardo se colmó de manifestantes que perdieron el miedo y marcharon pidiendo la destitución de los Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, elegidos a dedo por Nicolás Maduro, la restitución de las atribuciones de la Asamblea Nacional, y en fin, llamar a elecciones libres incluyendo elecciones presidenciales.

La respuesta de la Guardia Nacional, la Policía Nacional y el Ejército

Protestar en Venezuela tiene amparo de acuerdo a la Constitución Nacional, los derechos humanos no se negocian ni se traspasan, son inalienables, intransferibles y personales; no obstante en Venezuela las fuerzas afectas al régimen contrario a lo que establece la Constitución, que deben obediencia al pueblo y las leyes no a un gobierno, agreden a los manifestantes utilizando gases tóxicos, bombas lacrimógenas vencidas, disparos, francotiradores, y los llamados grupos colectivos hacen de estas manifestaciones pacíficas una guerra sin cuartel; el 19 de Abril se convirtió Venezuela en un baño de sangre inocente, 5 muertos todos de disparos de bala, cantidad de heridos, venezolanos que tuvieron que refugiarse en el Río Guaire, río contaminado donde van los desechos de todas las cloacas caraqueñas, allí entre estiércol, aguas sucias y contaminadas, y hedor, los venezolanos que marcharon tuvieron que refugiarse, perdiendo el miedo a la contaminación, todo era preferible antes de caer en el charco de sangre en que se habían convertido las calles.

Anuncios

Una venezolana perdió el miedo a la tanqueta de la Guardia Nacional y en honor a ella está este artículo, la heroína del 19 de Abril una mujer que llora la impotencia de una marcha que no logró lo que se esperaba, salir del régimen que azota a Venezuela. #dictaduravenezuela