La noche de ayer se llevó a cabo el debate entre los aspirantes a la gubernatura por el Estado de México.

Participaron todos los candidatos teniendo como moderador al comunicador Javier Solórzano.

Los ##debates deben de ser vistos por la ciudadanía para informarse sobre las propuestas o ideas “fantásticas” que deben de llevar los candidatos, sin embargo por el viejo formato que se maneja, carente de preguntas serias y concisas, los aspirantes utilizan estos programas de #debate, para hacerse grilla y acusarse uno contra el otro, cual vil lavadero de vieja vecindad.

Ningún candidato tiene propuestas serias, inteligentes o alcanzables, es por ello que tienen que recurrir al viejo estilo de atacar.

Anuncios
Anuncios

Cuando no hay ideas lo mejor es la defensa y el ataque.

El Estado de México es el último bastión que le queda al PRI para no pasar a ser la tercera fuerza política del país en las próximas elecciones presidenciales, como consecuencia gracias al efecto Peña, de un pésimo gobierno que ya hasta muchos priistas ya esconden su militancia partidista.

Un estado dominado por la delincuencia y la criminalidad aún desde los tiempos en que el propio Peña Nieto fuera su gobernador, se ha convertido en la joya de la corona de los partidos políticos, quienes pretender ver el futuro del país, dependiendo de los resultados de su comicios.

Es por ello que el #debate, no sirve de mucho. #EstadodeMéxico