Parece ser que en los últimos años en México, ser #gobernador es llegar a tener un puesto que te permita llevar una vida de lujos desmedidos.

Su nivel de vida crece a tal grado que cualquier Jéque Árabe, podría envidiarlos.

Entre este grupo selecto de personalidades que dan vergüenza a México, algunos han pisado la cárcel, otros han sido perdonados o están bajo proceso, unos están prófugos y los menos están encarcelados.

Entre los ##gobernadores detenidos se encuentran por supuesto la joya de la corona Javier Duarte de Veracruz, Andrés Granier de Tabasco, Guillermo Padrés de Sonora, Jesús Reyna interino de Michoacán, Mario VIllanueva de Quintana Roo y Tomás Yarrington de Tamaulipas.

Anuncios
Anuncios

En Proceso se encuentran Rodrigo Medina de Nuevo León, Luis Reynoso de Aguascalientes y Flavino Ríos interino de Veracruz.

Acusados y Prófugos están Cesar Duarte de Chihuahua, Roberto Borge de Quintana Roo, Eugenio Hernández de Tamaulipas, Fausto Vallejo de Michoacán y Jorge Torres de Coahuila.

Los libres pero no por ello inocentes están Pablo Salazar de Chiapas, Narciso Agundez de Baja California Sur y Humberto Moreira.

Esta es la clase de #gobernadores que debemos de extirpar de México, para ello debemos de cuidar nuestro voto y no dejarnos ir por tortas de tamal, promesas de campaña imposibles de cumplir, imagen agradable o peor aún porque los demás dicen, que ese es el bueno.

Si queremos que México cambie, debemos de ser una sociedad más crítica, exigente y altamente comprometida con la supervisión del dinero público.

Anuncios

#Corrupción