La "luna de miel" del 2012 del PRI terminó... en 2014.

Luego de 12 años de gobiernos del PAN, partido que logró la hazaña de quitarle al PRI el poder que había detentado por más de 70 años, el Partido Revolucionario Institucional regresó con carro completo, al ganar la presidencia de la República y la mayoría de las gobernaturas de los 32 Estados de la federación.

Todo parecía ir sobre ruedas; el carisma de Enrique Peña Nieto logró acallar las denuncias de fraude electoral por compra de votos; el flamante Presidente llegó a Los Pinos con las reformas estructurales que necesitaba el país desde mucho tiempo atras y que Vicente Fox y Felipe Calderón fueron incapaces de materializar.

Anuncios
Anuncios

No solo logró que las importantes reformas fueran aprobadas en el congreso, entre ellas las urgentes en materia energética, educativa y fiscal, sino que logró sentar a todos los partidos políticos para negociarlas previo al proceso legislativo, algo impensable desde inicios del siglo 21. La imagen de México y su joven Presidente fueron portada de medios internacionales de renombre.

Pero la luna de miel acabo al final del 2014; aunque varios aspectos del país ya habían prendido las alarmas, fueron dos casos los que desmoronaron al gobierno de la nueva generación de líderes del PRI: a saber, el caso de Ayotzinapa (donde desaparecieron 43 estudiantes de una escuela normal rural) y el caso de la "Casa Blanca" del Presidente y su esposa, con un costo de 7 millones de dólares, y que fue "facilitada" en su adquisición por uno de los grupos de empresarios que mas se han beneficiado de las licitaciones que han hecho tanto los gobiernos que encabezó Peña Nieto en el Estado de México, como desde la Presidencia de la República, el país se descompone y el PRI aprovecha su poder.

La caída en las simpatías hacia el PRI-Gobierno se incrementó con el más que evidente "enriquecimiento inexplicable" de varios de los gobernadores de ese partido; se descubrieron innumerables propiedades en México y Estados Unidos valuadas en millones de dólares, ranchos con lagos artificiales, guardarropas con miles de elementos, etc.

Anuncios

Según reportes de la Auditoría Superior de la Federación, son 22 gobernadores o ex-gobernadores emanados de las filas del "partido tricolor" que tienen observaciones por desviaciones de fondos del erario que no han sido justificadas o explicadas; el monto del desvío realizado en esos 22 Estados -de los 32 que conforman a la nación- alcanza 258 mil millones de pesos en lo que va del actual sexenio. Y parece no haber voluntad para explicar esos faltantes. Los casos se multiplican: desde recursos que no se aplicaron en obras como el Mexibus, en el Estado de México (registra un faltante de alrededor de 765 millones de pesos) como el desvío denunciado también por el gobernador de Veracruz Miguel Ángel Yunes, en el sector salud de la entidad en el gobierno anterior, que fue encabezado por Javier Duarte. Pero hay decenas más.

Un caso que ha crecido mucho últimamente es el de la constructora española OHL que está siendo investigada por denuncias de sobornos a funcionarios públicos, tanto en España como en México.

Anuncios

Esta firma construyó importantes obras como gran parte del segundo piso de paga en la Ciudad de México y la carretera llamada Arco Norte en el Estado de México, entre varias que se conocen.

La presión crece con las elecciones de este año a la vuelta de la esquina.

El PRI, partido que gobierna en el Estado de México, con su candidato a renovar su dominio en esa importante entidad, Alfredo de Mazo Masa, están tratando de asegurar su victoria a toda costa; las denuncias, tanto en medio políticos como en redes sociales, aseguran que ha iniciado la compra de votos y la coerción a grupos de la sociedad. Investigaciones recientes de la policía local aseguran que una balacera que tuvo lugar en Ciudad Nezahualcóyotl recientemente, y que dejó varios muertos, se debió a que un grupo de ladrones pretendía robar 4 millones de pesos que se encontraron en una casa que funcionaba secretamente como casa de campaña del PRI en esa localidad. Todo para evitar que el partido pierda por primera vez esa entidad y peor aún, ante la candidata del López-Obradorismo. Pero también el partido oficial tiene todo en contra en Coahuila, otro de los tres Estados donde se renovarán gobernaturas y congresos, entre otros cargos.

Las próximas elecciones ubicarán la realidad del partido que "sí sabe gobernar". #Corrupción méxico #elecciones Estado de México #PRI México