Aunque la jornada en las elecciones de Francia llevadas a cabo el día de hoy ha contado con un porcentaje mucho menor de participación que su similar en 2012, los franceses han decidido decir no a las políticas xenófobas de la ultra derecha y brindar su apoyo a #Emmanuel Macron.

Más de 47 millones de ciudadanos han acudido a las urnas para ejercer su derecho al voto y las predicciones otorgan la ventaja a Macron con un 65,5% de los sufragios. Su adversaria, #Marine Le Pen, ya ha admitido la derrota públicamente, porque la victoria de su candidatura se hace prácticamente imposible a esta hora.

En declaraciones ofrecidas por el candidato del centro, Emmanuel Macron, éste ha confirmado su deseo de defender a Francia y defender a Europa.

Anuncios
Anuncios

Su perfil, a diferencia de Le Pen, cree en la integración y en la hospitalidad francesa y es un fiel defensor de la Unión Europea y de un estado laico.

Aliada de Putin y Trump

Frente al Brexit y la victoria de Trump en Estados Unidos, Marine Le Pen se perfilaba como la opción más lógica para Francia, viendo el remontar de la ultra derecha y de los conservadores en las principales potencias del mundo. Aunque su victoria parecía la conclusión lógica a esta embestida ultra-derechista, los franceses han decidido apostar por políticas menos extremas y más flexibles.

Le Pen no comulgaba con los acuerdos de libre comercio y esperaba retirar a Francia de la Unión Europea y de la OTAN, además de aumentar el sueldo mínimo y modificar la edad mínima de jubilación, promesas que se asemejan más a una estrategia populista que a una intención clara de brindar mejoras a la nación gala.

Anuncios

Juventud y poca experiencia

Lo que muchos asesores y analistas políticos criticaban de la candidatura de Emmanuel Macron era su edad y su poca experiencia. El líder del partido En Marche! es uno de los candidatos más jóvenes que ha aspirado a la presidencia de Francia y su experiencia política se reduce a su participación en el gobierno del socialista Hollande.

Sin embargo, sus ideas han sido bien recibidas por la ciudadania, que sin apoyarlo masivamente en la primera ronda, han decidido darle un voto de confianza y llevarlo a la presidencia de Francia, brindándole la oportunidad de implementar sus políticas que incluyen reducir el gasto público en más de 60 millones de euros.

Suerte y audacia

A pesar de no tener un bagaje político muy amplio y contar con solo 39 años, Macron desarrolló una estrategia muy clara y sensata: apelar a los "dos de cada tres franceses", que no se ven reflejados en los candidatos a la presidencia de la república. Esto después de los resultados de la primera ronda, en la que candidatos de tradición como François Fillon y Jean-Luc Mélechon no alcanzaran la cantidad necesaria de votos para pasar a la segunda ronda.

Anuncios

Este fenómeno de los "dos de tres", ha sido tratado en el libro "Deux Français sur trois" (1984), escrito por el político francés Valéry Giscard D'Estaing, y en el que habla del espectro de votos que hay entre la centroizquierda y la centroderecha, una ciudadania crítica y vital para emprender reformas y/o ganar elecciones.

El futuro de Francia

A pesar de las declaraciones de Le Pen, donde afirmó que ahora en Francia están "los patriotas de un lado y los mundialistas del otro", Macron ha dicho que la base de su mandato será la regeneración de la vida pública, incluyendo reestablecer los vínculos entre Europa y los ciudadanos franceses.

Asimismo, ha indicado que agradece la confianza depositada en su candidatura y en su plan político y que trabajará fuertemente en hacerse merecedor de la confianza de todos los ciudadanos, ya que muchos analistas afirman que su victoria fue más que decisión de la ciudadania, un voto castigo a la xenofobia de Le Pen. #Elecciones Francia 2017