Miriam Rodríguez Martínez era amada por la comunidad de Tamaulipas. En los últimos meses era la portavoz y defensora de los familiares de las víctimas en San Fernando. Desde el mes de marzo del 2010, en esa localidad fueron asesinadas más de 2.000 personas. Más de 1000 niños quedaron huérfanos porque sus padres han muerto o se encuentran desaparecidos. En la mayoría de los casos, las autoridades no han dado con los responsables de los crímenes.

Entre esos muertos en manos de la criminalidad organizada estaba la joven Karen Alejandra Salinas Rodríguez, hija de Miriam Rodríguez Martínez. La chica fue secuestrada y asesinada en el año 2012.

Anuncios
Anuncios

La madre se dedicó por dos años a dar con el cuerpo de su hija, hasta que la encontró en una fosa común entre centenares de cuerpos.

Fue allí que Rodríguez Martínez pidió ayuda a la Organización de las Naciones Unidades y la Comisión Interamericana de #Derechos Humanos. La activista logró dar con los responsables de la muerte de la hija, quienes fueron arrestados. Sin embargo, en el mes de marzo el autor material del asesinato se escapó, por lo que Rodríguez Martínez temía por su vida. La activista había participado el mes pasado en una marcha en Contra del miedo en McAllen y Brownsville, Texas. #México #Derechos Humanos