Los brasileños viven por segunda vez una pesadilla política. El presidente Michel Temer podría ser sometido al impeachment – como el ex presidente Dilma Rousseff hace menos de un año – por ser acusado de #Corrupción, luego de que fueran reveladas grabaciones en las que invita a un empresario de nombre Joesley Batista a pagar por el silencio de un ex parlamentario. Batista, que es propietario de una de las más grandes empresas de procesamiento de carnes en el mundo, voló a Nueva York luego de las revelaciones, como parte del plan de protección por su acuerdo de colaboración con el proceso judicial, dejando a los brasileños en una de las peores crisis políticas de su historia.

Anuncios
Anuncios

Ahora el presidente Temer está siendo investigado por corrupción pasiva, organización criminal y por haber impedido el regular curso de la justicia. El Tribunal Supremo Judicial de #Brasil tendrá que decidir esta semana qué se hará con su caso.

Protestas de la oposición y uso de la fuerza militar

Al igual que en Caracas, la ciudad de Brasilia se mantiene bloqueada por las protestas de la oposición a favor de la renuncia de Temer. Los manifestantes comenzaron con una protesta organizada por los sindicatos en contra de las reformas neo-liberales, pero el slogan se transformó en “Fuera Temer”. Las autoridades locales decidieron utilizar algunos miembros del ejercito para defender ministerios y palacios institucionales que fueron atacados por los manifestantes. Muchos de ellos fueron incendiados.

Anuncios

El ministro de la Defensa de Brasil, Raul Jungmann, explicó en una conferencia de prensa que “en este momento las fuerzas federales se encuentran en el ministerio de Relaciones exteriores y posteriormente se ocuparán de la seguridad de otros edificios ministeriales”. Fueron llamados refuerzos de las autoridades de seguridad federal. A la cadena inglesa de televisión Bbc, un portavoz del ministerio de la Defensa dijo que se trataba de una protesta pacifica que se transformó en un acto de violencia, vandalismo y agresión en contra del patrimonio público y de los demás ciudadanos.

La sombra de la corrupción en el mundo del deporte

Luego del anunció de las investigación en contra de 10 ministros del gobierno brasilero y de más de la mitad del Parlamento, también el mundo del deporte se ve afectado por escándalos de chantajes y reciclaje de dinero. Según el diario Folha de Sao Paulo, Sandro Rosell, un empresario español que fue presidente del equipo Futbol Club Barcelona, fue detenido esta semana por haber depositado 7,3 millones de euros al ex presidente de la Confederación brasileña de fútbol, Ricardo Teixeira.

Anuncios

Rosell fue acusado de delitos fiscales y chantaje. También Teixeira fue acusado de evasión fiscal y está siendo investigado por haber recibido dinero durante el periodo en el que fue presidente del Comité de organización local del Mundial de Futbol en el año 2014.

Los efectos en la Bolsa y la economía

La crisis política en Brasil está golpeando particularmente la #Economía del país y también de la región. El 18 de mayo la Bolsa de Sao Paulo se vio obligada a activar el mecanismo “circuit breaker”, que suspende las actividades del mercado luego de que el título principal Ibovespa cayó de más de 10 puntos por culpa del escándalo Temer. Las acciones de la estatal petrolífera Petrobras y del Banco do Brasil cayeron del 20 por ciento. Los próximos días serán determinantes: el ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, quieren seguir adelante con las reformas programadas para demostrar que las políticas económicas no están ligadas a la crisis política e institucional.