Todos los países que tienen un futuro prometedor es aquel en donde su mayor masa popular está compuesta por jóvenes.

Estos jóvenes son quienes con sus propuestas innovadoras y revolucionarias pueden llegar a cambiar el rumbo de las naciones.

Sin embargo cuando esa gran cantidad de jóvenes se está embarazando a temprana edad, el futuro no es nada halagador.

La organización Mundial de la Salud ha presentado un estudio en donde indica que en México, existen 16 millones de ##AdolescentesEmbarazadas entre las edades de 15 y 19 años.

La cifra se torna dramática cuando se asegura que por lo menos un millón de menores de 15 años se embaraza cada año.

Anuncios
Anuncios

Con estas cifras México ocupa el primer lugar en #EmbarazosAdolescentes en América Latina.

En nuestro país es alarmante que las niñas de 12 años empiecen su vida sexual activa a tan temprana edad y que como consecuencia una de cada dos resulte embarazada.

Desafortunadamente la gran mayoría de estos casos son #Embarazos no deseados ni planeados, obvio si a esa edad todavía son unos niños que más que estar teniendo relaciones sexuales deberían de estar jugando, practicar algún deporte y vivir su juventud plena y libre.

Ante este panorama nada halagador la pregunta sería ¿Y dónde están los padres?

La falta de supervisión e interés de los padres de familia, provoca que los jóvenes se estén metiendo en drogas, alcohol e inclusive prostitución escolar como en algunas secundarias de Zacatecas.

Otra arista del problema es la falta de campañas de educación sexual y prevención de #Embarazos en las escuelas o inclusive fuera de ellas.

Anuncios

Vivimos en un país en donde organizaciones como la Asociación de Padres de Familia, se niega a que la Secretaría de Educación Pública incluya información sobre educación sexual en los libros de texto gratuitos.

Critican que se informe a estos jóvenes adolescentes como usar un condón, pastillas anticonceptivas u otros sistemas de prevención.

El condón no solo ayuda a evitar embarazos sino también enfermedades de transmisión sexual que ponen en riesgo su vida.

Esa doble moral que manejan estos grupos de miles de mexicanos en donde en las iglesias y ante las amistades cercanas se dan golpes de pecho de pureza y que fuera de ellas se dedican a joder al prójimo, al placer carnal y a las “diversiones” que tanto critican, es una falsedad que irrita, molesta y afecta a nuestro país.

La desintegración familiar ayuda a que estos #Embarazos de adolescentes vayan en crecimiento.

Es triste ver que en la actualidad muchos padres y madres de familia, ya no están cerca de los hijos, no juegan con ellos al regresar a casa, no revisan sus tareas, no leen un libro o cuentos para antes de dormir y ni mucho menos asisten a los festivales escolares.

Anuncios

Muchas de estas #AdolescentesEmbarazadas también son por violaciones, muchas de ellas inclusive por familiares o amigos cercanos a la familia.

La pobreza también es un factor que afecta a estos adolescentes quienes al quedar embarazadas, abandonan sus estudios para integrarse a la economía formal o informal.

Ante este negro panorama nada halagador y preocupante, también hay que aumentarle que el 10% de las niñas embarazas de entre 10 y 18 años muere por falta de atención médica, complicaciones y la práctica de abortos clandestinos.

Es urgente que se abran espacios para crear campañas de educación sexual.

Dejemos de tratar al sexo como un tema tabú, algo misterioso del cual no se puede hablar en la casa.

Debido a esa falta de comunicación los jóvenes andan en las calles –valga la comparación como perritos callejeros- buscando respuestas a sus preguntas y practicando relaciones sexuales sin saber porqué o para qué funciona el cuerpo humano.

Si deseamos que México cambie, es importante iniciar el cambio de mentalidad y de acción con nosotros mismos.