La creciente actividad delictiva por toda la nación ha puesto a varios sectores de la población a presionar al Gobierno para que exista una mayor atención y combatir este problema. A principios de año se presentó una crisis de seguridad - luego del descubrimiento de decenas de fosas clandestinas con cuerpos de personas no identificadas - después vino la problemática de los asesinatos de Periodistas que enardeció más los ánimos, no sólo entre los críticos del Gobierno, sino hasta de sectores tradicionalmente aliados con la administración en turno.

Y es que los detalles de los crímenes, sus víctimas y la sangre fría con la que varios fueron asesinados, indignan a cualquiera.

Anuncios
Anuncios

A los tradicionales asesinatos de policías y militares, se sumó el asesinato de jóvenes inocentes cuyo único pecado fue haber estado en el lugar equivocado, en el momento equivocado, algo que parece pasar demasiado a menudo.

A principios del mes de mayo, en la carretera México-Puebla, fue asesinado un bebé y violada su madre y su hermana. Hace unos días, en la carretera a Pachuca un joven albañil fue asesinado de dos tiros, sólo porque se tardó en entregar sus pertenencias a dos ladrones que asaltaban el camión, debido a que iba dormido. Justo el domingo pasado una adolescente fue asesinada a balazos afuera de su casa, en el Estado de México, para robarle su teléfono celular. Este tipo de crímenes, que no alcanzan los niveles de resonancia mediática como los asesinatos de Activistas o de Periodistas, se han convertido en el pan nuestro de cada día en muchas ciudades del país.

Anuncios

En el poblado de San Miguel de Allende, en Guanajuato, (un lugar con una gran cantidad de residentes provenientes de Estados Unidos) 4 taxistas fueron asesinados a mansalva, cuando arribaron a un lugar donde fueron citados.

Guanajuato ha retornado a la lista de entidades que registran la mayor cantidad de crímenes de este estilo, como Guerrero, Veracruz, Sinaloa, Michoacán, Tamaulipas y Morelos.

A esto se suman asesinatos de Periodistas y Activistas que, como se ha dicho, han captado mucha atención de los medios informativos; en efecto, luego de la muerte de la activista Miriam Rodríguez en Tamaulipas, fundadora de una ONG dedicada a buscar desaparecidos, siguió la del analista de temas de narcotráfico Javier Valdéz, en Culiacán, Sinaloa. En estos momentos el Periodista Salavador Adame está siendo buscado por todo Michoacán, luego de que fuera "levantado" el pasado 18 de mayo.

En cada rincón del país existen problemas en esta materia; van aumentado los asaltos y estafas en el Metro de la CDMX, algo que hasta menos de dos años no ocurría.

Anuncios

Los asesinatos de policías estan a la orden del día: Hace una semanas mataron al comandante de Apaseo el Grande, en Guanajuato, hace 8 días asesinaron a varios policias en Naucalpan, Estado de México, durante un rondín de vigilancia; ayer por la noche emboscaron a un convoy de la policia en Ecatepec, matando a 5 uniformados. La policia de Chilpancingo se declaró en paro hace días para exigir mejor equipamiento, más garantías para realizar su trabajo y ayuda federal para enfrentar al narco, mientras los Obispos de la zona de Guerrero denuncian asaltos y extorsiones.

En Reynosa, Tamaulipas, siguen los enfrentamientos entre bandas rivales, así como en Puebla, continúa la confrontación entre autoridades y ladrones de combustible.

La inseguridad abruma la presidencia de Enrique Peña Nieto

Al realizar su campaña política en pos de la Presidencia de la República, Enrique Peña Nieto firmó su compromiso de acabar con la inseguridad ante un notario público; durante su Gobierno se creó un nuevo cuerpo policíaco federal, la Gendarmería Nacional, pero no ha tenido los resultados esperados, como tampoco lo han tenido en mayor medida, los operativos conjuntos con el Ejercito y la Marina.

Ninguna estrategia del Gobierno ha logrado ni siquiera contener el problema de inseguridad en la República Mexicana. Las marchas y manifestaciones para pedir a los gobiernos de todos los niveles que otorguen, con mayor eficacia, la protección a los ciudadanos, parecen palabras que se las lleva el viento. Estados Unidos y varios países de Europa ya han tomado nota de estos asuntos y advertido a sus ciudadanos que podrían visitar México. Y a la inseguridad se suma la impunidad, considera la analista política Denisse Dresser. #crisis inseguridad #México inseguridad #Asesinatos México