Comienza a descomponerse el gobierno del presidente republicano #Donald Trump. Luego de que su hija Ivanka Trump y el esposo Jared Kushner tuvieran que regresar de Europa en manera tempestiva por la posibilidad de una nueva investigación sobre las conexiones oscuras con Rusia, ahora el magnate tiene que lidiar con una renuncia inesperada. Mike Dubke, director de comunicaciones de la Casa Blanca, rol estratégico para el ejecutivo de Washington, abandonará su cargo en los próximos días. El anunció fue confirmado hoy por el gobierno de #Estados Unidos. Según la televisora Cnn, Dubke renuncia al cargo por varios motivos, pero especialmente por una cuestión personal.

Anuncios
Anuncios

La sombra de la relación con Vladimir Putin

La decisión de Dubke de no formar parte del team de Trump llega en un momento en el que analistas y periodistas especulan sobre cómo será enfrentado el caso del Rusiangate. Los nexos clandestinos de su entourage con el gobierno del presidente ruso Vladimir Putin – y la posibilidad de que estas relaciones hayan podido intervenir en el proceso electoral de noviembre del 2016 – siguen siendo motivo de preocupación para la opinión pública. La justicia norteamericana está averiguando cuánto son profundas, cómo son en realidad estás conexiones entre ambos gobiernos y desde cuándo existen.

A la espera del regreso del jefe

Algunos medios locales insisten en decir que Dubke renunció a su cargo como director de comunicaciones el pasado 18 de mayo.

Anuncios

Sin embargo, la noticia no fue anunciada y se mantuvo en secreto porque Trump le pidió que esperara hasta su regreso de la prima gira internacional en Europa, el encuentro con Papa Francisco en el Vaticano y la primera participación de Trump en el vértice del G7 a Taormina en la isla italiana de Sicilia. Ahora que el presidente está de regreso a Washington, la renuncia será efectiva y se llevarán a cabo otros cambios importantes en el gabinete, lo cual parece ser un señal de inestabilidad para el recién nombrado gobierno de Trump.

La estrategia (electoral) del millonario Trump

Quien por el momento tendrá un cargo redimensionado – pero no se sabe hasta cuándo – es Sean Spicer, el portavoz y jefe de prensa de Trump. Según algunos periodistas, este personaje también corre el riesgo de desaparecer del staff del gobierno. Con estos cambios en el grupo de trabajo, el presidente Trump quizás está encaminado hacia lo que siempre ha querido: cancelar todo el personal de comunicaciones para ser él quien se dedique a la emisión de comunicados, noticias e informaciones.

Anuncios

Trump se basta a sí mismo. Y es él mismo la única persona en la que puede confiar a ciegas. Hay expertos que creen que con esta estrategia Trump busca enfatizar su lenguaje coloquial y común, para limpiar la imagen de millonario privilegiado y acercarse más a la gente. Como si de una campaña electoral se tratará aún.

En búsqueda de un empleado leal

Dubke no es uno de los personajes históricos que acompañan a Trump desde el principio de la aventura política. El ex director de comunicaciones llegó a la Casa Blanca en el mes de febrero. Era muy querido por quienes trabajan con Trump, pero al parecer él nunca confió plenamente en Dubke porque lo conocía muy poco.

Trump quiere a su lado gente leal, que lo ayude a enfrentar la investigación del Fbi sobre el caso ruso y el tema del ataque digital en contra de la plataforma del Partido Democrático durante la campaña de las elecciones presidenciales. Ahora para el empresario será bastante difícil conseguir un sustituto que acepte el desafío de seguir las comunicaciones de un team en plena crisis política. La búsqueda a penas comienza.