A raíz del incendio de 14 tanques de almacenamiento en la refinería Antonio Dovalí Jaime de Salina Cruz, en el estado de Oaxaca, un grupo de parlamentarios mexicanos invitó a la empresa estatal petrolífera #PEMEX a realizar una revisión de las medidas de seguridad de los establecimientos, así como también un nuevo control del estado de los mismos. El objetivo de estas nuevas precauciones es que se eviten otras catástrofes ambientales. Manuel León Sánchez, presidente de Diputación Permanente, declaró que el accidente en la planta de Salina Cruz provocó no sólo la muerte de un empleado, sino que también pone en riesgo la vida de quienes trabajan cotidianamente en la empresa.

Anuncios
Anuncios

La comunidad que vive en las zonas aledañas a la planta también se ve diariamente amenazada. Según León Sánchez, lo que pasó en la refinería debe servir como un mensaje de alerta para que las autoridades tomen las medidas necesarias y se lleve a cabo un plan serio de seguridad, ya que son muchas las vidas que corren peligro en una situación de emergencia como la ocurrida. Asimismo, a ese llamado se sumaron algunos diputados de la Fracción Parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional: Samuel Gurrión Matías, Donovan García, Gustavo Marín Antonio y Virginia Calvo López. Por su parte, los legisladores del PRD, Carol Antonio Altamirano y Silvia Flores Peña, propusieron un acuerdo a Pemex para colaborar en el mejoramiento de las medidas de seguridad protocolares. #Gasolinazo #México