Donald #Trump ha dicho basta al acuerdo firmado por el presidente saliente Barack Obama. Para el nuevo inquilino de la Casa Blanca se trata de un acuerdo unilateral y lo más conveniente para los cubanos y los norteamericanos es ponerle fin, hasta que se encuentre otro tipo de alianzas. “Hoy cancelo el acuerdo unilateral firmado por Obama con #Cuba”, ha declarado Trump en un teatro de Little Habana en Miami. El presidente estadounidense cree que el régimen cubano ha sido brutal y que no es admisible que se hagan pactos. De ese modo, se ha puesto fin a la apertura con la isla y se comienza una nueva fase de restricciones de viajes, envío de dinero e inversiones.

Anuncios
Anuncios

El fin del embargo en contra de los cubanos se ha alejado una vez más.

La decisión de Donald Trump

Según el presidente Trump la decisión de romper el acuerdo no es un ataque en contra de los cubanos. La puerta siempre estará abierta al dialogo. Sin embargo, el magnate considera que es necesario revisar las condiciones del acuerdo. Las relaciones diplomáticas no serán congeladas, como en los últimos 50 años. La embajada estadounidense abierta en La Habana seguirá funcionando. Lo que quiere Trump es cambiar las condiciones que fueron aprobadas por Obama, como un símbolo de que su política y su forma de gobernar es completamente diferente al del presidente del Partido Democrático.

Elecciones y libertad para los presos políticos

Los intereses económicos y comerciales de Estados Unidos en Cuba exigen que se mantenga un cierto nivel de dialogo.

Anuncios

“Nuestro objetivo es llegar a una Cuba realmente libre y es por eso que pedimos la realización de elecciones libres lo más pronto posible”, ha dicho Trump. No obstante, Trump quiere dejar claro que la administración norteamericana no aceptan de ningún modo los abusos que en estos años ha cometido el régimen cubano en contra de los derechos humanos. El presidente ha pedido que sean liberado los presos políticos. “No nos quedaremos en silencio”, ha insistido Trump.

Trump quiere un acuerdo más justo y equo con Cuba. “Queremos reforzar las leyes norteamericanas, sobre todo en cuanto al embargo y la prohibición del turismo, porque creemos que el gobierno cubano es el responsable de la opresión y los abusos en contra de los derechos humanos. Y Obama lo ha querido ignorar. Dar poder a los cubanos es una de las bases para que puedan desarrollarse política y economicamente en libertad”.

La respuesta de Raúl Castro

Desde la Habana, el gobierno de Raúl Castro ha respondido en manera dura y definitiva: “El de Donald Trump desde Miami es un discurso lleno de retórica hostil… Nosotros seguimos dispuestos a negociar con Estados Unidos para mantener un dialogo respetuoso… Una vez más el gobierno norteamericano usa métodos coercitivos del pasado… se está volviendo a los mismos tonos de la Guerra fría”, se lee en una declaración del gobierno cubano.

Anuncios

Según el gobierno de Castro, serán rechazadas todas las eventuales concesiones relativas a la soberanía e independencia, así como también las condiciones impuestas por Washington y las estrategias que traten de cambiar el sistema político, económico y social de la isla de Cuba. “Será el pueblo cubano quien podrá decidir los cambios necesarios para el País – se lee en el texto que fue leído en cadena nacional a través del canal de televisión del Estado -. En los últimos dos años hemos demostrado que los dos países pueden cooperar y convivir en modo civil, sin problemas”.

La esperanza del escritor cubano

Para Orlando Luis Pardo Lazo, blogger y disidente cubano, todos aquellos que “atacan a Trump atacan también al plebiscito por la libertad de Cuba… Ayer Trump nos vengó a los cubanos por el secuestro de Elián a manos de Washington D'Castro. Gracias, golden boy!”. El autor de libros como Boring home, Abandoned Havana y Collage karaoke ha desde siempre criticado la política de Obama hacia Cuba y espera que con Donald Trump se pueda finalmente poner fin a la dictadura cubana. No a palabras y acuerdos, sino con hechos concretos.