La historia de Lucero Guadalupe Sánchez López parece una telenovela. O más bien, una narco-telenovela. Como si se tratara de “La Reina del Sur”, la ex diputada mexicana es la protagonista de una trama de pasión, afectos, #Violencia y tráfico de drogas. Sánchez López fue arrestada por las autoridades norteamericanas esta semana en San Diego, California. Madre de dos niños, 27 años, esta mujer entró en el mundo de la política en el estado de Sinaloa. Se ocupaba de administración local. Una vida normal hasta que en apareció en su camino Joaquín “El Chapo” Guzmán, uno de los narcotraficantes más buscados en el mundo.

Al parecer, fue por él que Sánchez López comenzó a lavar grandes sumas de dinero provenientes de la venta y el comercio de estupefacientes.

Anuncios
Anuncios

Una relación no sólo “profesional” sino también afectiva. La mujer ha confesado que desde que conoció al Chapo en una fiesta en el año 2013 se convirtió en su amante. En el año 2014, Lucero lo fue a visitar en la cárcel usando documentos falsos. No podía estar sin él. Algunos medios han hipnotizado que ambos tuvieron relaciones sexuales y que fue ella quien lo ayudó en la fuga. La mujer se encontraba en Estados Unidos para pedir asilo político. Sin embargo, tendrá que rendirle cuentas a la justicia. #México