El pasado domingo 4 de Junio se realizaron las elecciones del Estado de México. Dos candidatos eran quienes mantenían una reñida competencia en la cima desde que las campañas iniciaron, sin embargo, desde el último mes el candidato por el PRD, Juan Zepeda, se mostraba como una revelación en las encuestas.

Una semana después - y luego de dar por terminado el conteo de votos - el triunfo se lo llevó Alfredo del Mazo (PRI) con un 33.69% del total de votos, seguido por Delfina Gómez (MORENA) obteniendo 30.91% y en tercer lugar encontramos a Juan Zepeda (PRD) quien se llevó un 17.89%, aun por arriba de la candidata del PAN, Josefina Vázquez Mota y un 11.28% del total de votos emitidos.

Anuncios
Anuncios

Ahora bien, cabe mencionar que desde antes de que las campañas dieran inicio, el Partido Revolucionario Democrático estuvo buscando una alianza con MORENA, obteniendo siempre la negativa de López Obrador, quien en todo momento se ha mantenido enfocado en el 2018.

Fue hasta que Juan Zepeda se mostró contundente, cuando #AMLO se encargó de mandar 5 ultimatums en una semana al PRD, para que declinaran a favor de su candidata, sin embargo, ya era muy tarde. Esto podría haberle costado las elecciones del Estado de México.

Elecciones 2018

Con las elecciones presidenciales de 2018 como el objetivo más próximo e importante, Andrés Manuel declara que no se aliará con el PRD ni con ningún partido al servicio del régimen, pidiendo así ratificar la alianza MORENA-PT. Esto deja al Partido Revolucionario Democrático en busca de otro aliado, y en este caso, el PAN parece ser su respuesta más próxima.

Anuncios

Por otro lado, el PRI, más consolidado y seguro por los resultados del Edomex, asegura que para el 2018 avanzará con un frente amplio para detener el avance de Andrés Manuel López Obrador, y con la ruptura entre el PRD y el Movimiento de Regeneración Nacional, el escenario pinta favorable tanto para el PRI como para el PAN.

Así pues, el escenario para el próximo año y las elecciones que trae consigo parece ser seguro por un momento, sin embargo, de pronto cambia a un polo totalmente distinto. Por un lado, tenemos a MORENA y a su candidato haciendo campaña desde hace un año, demostrando el hambre de triunfo que se tiene, declarando así que "la tercera es la vencida", sin embargo, es un hambre egoísta, que no le permite realizar alianzas contundentes, y por otro lado tenemos al PRI y al PAN, tratando de aprovechar las alianzas, no obstante, el PAN parece ocultarse poco a poco en espera de un candidato fuerte que venga a salvarlos, y el PRI, como se mencionó anteriormente, confiado por su triunfo en Edomex.¿Qué sorpresas nos esperan de aquí en un año?¿Será que otra vez una alianza no realizada por orgullo costará las elecciones a Andrés Manuel López Obrador? #Elecciones2018