Luego de que un grupo de periodistas y activistas denunciaron que son víctimas de espionaje por parte del Gobierno mexicano, la comunicadora Carmen Aristegui indicó en una entrevista que "aún desconocen cuánta información obtuvieron por medio del programa que usaron, así como contactos profesionales y personales".

Calificó como siniestra la operación del Gobierno porque los periodistas no están vinculados al crimen organizado y según la información que salió a la luz, "el sistema, Pegasus, solo se vende para que puedan ingresar al IPhone de El Chapo, por ejemplo". Aristegui expresó que ella solo realiza su trabajo, actividad que no debería tener incómodos a los altos mandos.

Anuncios
Anuncios

"Es inverosímil que se use un sistema tan poderoso con personas que solo estamos haciendo nuestro trabajo. Este sistema solo se vende a los gobiernos, el fabricante israelí tiene claro que con una orden judicial es comprado y así pueden meterse al teléfono de El Chapo Guzmán o de los terroristas. Es muy grave, siniestro e ilegal".

Los teléfonos

En una rueda de prensa, la periodista platicó que con el respaldo de Artículo 19, los celulares se enviaron a Canadá para que fueran examinados y destruidos. Actualmente tienen teléfonos provisionales con protección.

"Lamento que el mundo vea a México a través de una primera plana de The New York Times. Yo le diría al mundo que no quite la mirada, a las organizaciones sociales, a los defensores de la libertad de expresión que esto afecta a todos, también a las audiencias.

Anuncios

Si tú tienes amenazados a periodistas, o asesinados, es que sucede con una sociedad que no puede actuar en libertad porque estás arriesgando tu integridad con un Gobierno que sabe todo de ti".

Según Aristegui, no le queda más que seguir adelante aunque no tienen derecho de hacer lo que ha ocurrido.

"No es que yo meta las manos al fuego por el Gobierno de Nicolás Maduro, pero desde luego tampoco creo que el mexicano tenga la postura para leerle la cartilla ni a Venezuela ni a nadie".

La reacción

"Yo te diría que en un primer momento, mamá al fin, yo pensé que no era buena idea que se revelara que mi hijo Emilio estaba involucrado en estas circunstancias, en un sentimiento materno si quieres. Cuando lo conversé con él reaccionó muy maduro y dijo que estaba de acuerdo en que su nombre se incluyera porque era atacado como persona".

Cabe señalar que el espionaje se llevó a cabo desde que Emilio era menor de edad (16 años). Apenas cumplió los 18.

"Recientemente llegó a la mayoría de edad y entendió muy rápido el significado de que se metan a tus conversaciones privadas".

Anuncios

El Gobierno dice...

El presidente Enrique Peña Nieto negó rotundamente que su Gobierno llevara a cabo espionaje en contra de periodistas y activistas.

"Somos un Gobierno que condena de manera categórica cualquier intervención que se tenga en la vida privada de quienes son activistas y de cualquier persona". Así lo dio a conocer durante la apertura del Parque Industrial ubicado en Jalisco.

Dijo que ya le notificó a la Procuraduría General de la República (PGR) lo sucedido para que se lleve a cabo la investigación correspondiente. Además aseguró que la sociedad mexicana a veces sentimos "que vivimos espiados".

"A veces recibo mensajes cuya fuente u origen desconozco, pero procuro, en todo caso, ser cuidadoso en lo que hablo telefónicamente. No faltará alguien que alguna vez exhiba alguna conversación mía. Ya ha ocurrido, ya ha pasado”, afirmó.

Calificó las acusaciones como "nada más falso que eso" y dijo que todo se trató de un "supuesto espionaje", por lo que no hay víctimas o personas afectadas. Indicó que es muy fácil culpar al Gobierno. #Viral #Corrupción