México es famoso por muchos motivos, no siempre todos positivos. Además de las paradisíacas playas, la ruinas de los aztecas, la música y el cine, en los últimos, lamentablemente la #Violencia ha llevado al País centroamericano a las portadas de muchos medios internacionales. Las cárceles mexicanas también hacen parte de esa fama internacional. Conocidas como “las universidades del crimen”, varios centros penitenciarios de #México se han convertido en leyenda. Allí viven delincuentes que han transformado su vida cotidiana tras las rejas. Muchas de estas cárceles son conocidas por la particularidad de las estructuras, otras por los lujos que se esconden al interno de sus muros.

Anuncios
Anuncios

Entre estas famosas cárceles está el Penal de Alta Seguridad del Altiplano ubicado en Almoloya, en el estado de México. Es considerado el más seguro de todos los centros penitenciarios de México. Tiene 800 presos y ha hospedado a famosos delincuentes como Edgar Valdez Villarreal “La Barbie”, Daniel Arizmendi “El mocha orejas”, Rafael Caro Quintero y Joaquín “El Chapo” Guzmán, quien bien supo escaparse de allí sin dejar huella. Puente Grande en Jalisco es otra de las cárceles famosas porque la gran población que vive al interno de la estructura: más de 5000 presos. allí vivieron Jesús Meléndez “El Chango y Marco León Quiroga “El Gordo”. Ojalá en un futuro no muy lejano, los centros de detención mexicanos no hagan noticia en el mundo.