Mucha polémica y, esencialmente, mucho malestar e indignación ha causado la noticia de que el mandatario nacional mexicano, Enrique Peña Nieto, ha mandado a espiar a periodistas y activistas con un programa de nombre Nso #Pegasus, el cual debería de ser utilizado contra el crimen organizado y el terrorismo.

EPN manda espiar a sus detractores

El New York Times reveló que algunos de los objetivos eran quienes se dedican a la investigación de los 43 de Ayotzinapa, así como defensores de los derechos humanos, entre los que se encuentra una activista norteamericana, así como la periodista Carmen Aristegui y Juan Pardinas, quien funge como director general del Instituto Mexicano para la Competitividad, y quien impulsó la Ley 3de3.

Anuncios
Anuncios

Pardinas y Aristegui son considerados como personas “non gratas” para el gobierno mexicano por la dura crítica que han realizado.

Software Pegasus

Pegasus es un software que se infiltra en los teléfonos de las personas y recoge la información de los mismos, así también en las computadoras con el propósito de espiar la vida de las personas, el teléfono infectado por el software revela todos los datos personales de las personas, llamadas, mensajes de texto, redes sociales, entre otros. NSO Group es la empresa que fabrica dicho sistema.

El mecanismo del programa se activa cuando el objetivo recibe un mensaje o cuando se le pide acceder a una página o cuenta. Aristegui relata haber recibido un mensaje de texto de la supuesta embajada de Estados Unidos, bajo el pretexto de un problema con su visa.

Anuncios

En el caso de Pardinas y su esposa, quien también fue afectada, se le enviaron mensajes en los que se le aseguraba que el activista tenía relaciones extramaritales.

En últimas horas, Televisa y Grupo Milenio han revelado que dicho programa costó al Estado mexicano, particularmente a la Procuraduría General de la República, más de 32 millones de dólares y que dicho programa sería utilizado, administrado y operado por Noe Ramírez Martínez, quien ostentara el cargo de jefe de la oficina de la #PGR. Además la empresa Grupo Tech Bull, S.A. de C.V., se encargó de la transacción y entrega del software al personal de la PGR.

La ley en México prohíbe el espionaje

Sólo en ocasiones muy extraordinarias en los que el caso lo requiera y bajo la autorización de un juez federal se puede autorizar la "vigilancia" de comunicaciones y/o movimientos de personas, de cualquier modo no se han mostrado los documentos que acrediten los permisos correspondientes para las acciones del gobierno de Peña quien ha reconocido el haber recuperado información en pro “del combate al crimen organizado”. #EspionajeEnMéxico