En las últimas semanas del mes de Junio, se ha destacado la adquisición por parte del #Gobierno de México de un software de #Espionaje llamado "Pegasus", que se utilizó para tener información de grupos criminales y terroristas en Israel.

El software "Pegasus" funciona en cuanto llega un mensaje y el teléfono es infectado, a partir de ahí es la infección quien controla tu teléfono y puede ver todo lo que llega; en ese caso se corresponde al delito de allanamiento y hurtos informáticos. El uso de este software se ha implementado para hacer la función de espionaje a Periodistas que dan a conocer su itinerario, sus investigaciones, sus artículos y sobre todo el trabajo que los Comunicadores Sociales hacen a diario.

Anuncios
Anuncios

Esto es una señal que el Gobierno de México está siempre un paso adelante en toda institución, que sabe que hay detrás del telón de cada movimiento que hace o que hará, aun cuando sabe que está por encima de las leyes y así da lugar a una guerra sucia de censura a los medios de comunicación, como es el caso de la Periodista Carmen Aristegui, quien fue la primera de la lista de espionaje.

Cabe destacar el trabajo en particuar de esta Periodísta al dar a a conocer el proyecto de la Casa Higa, la desaparición forzada en México, el asunto de que había delincuencia organizada en Guerrero, dando como resultado 43 estudiantes desaparecios en Ayotzinapa, dando lugar a que la empresa MVS diera de baja a esta Comunicador Social por haber hecho públicos estos datos.

El tercer caso es del Periodista Carlos Loret de Mola, quien recibió 8 mensajes entre 2015 y 2016, en momentos clave, cuando realizaba un trabajo de investigación sobre la ejecución extrajudicial de civiles en Michoacán.

Después de haber espiado a periodistas, el Gobierno Mexicano lo hizo esta vez con activistas y defensores de los Derechos Humanos.

Anuncios

Una vez que se pone este asunto sobre la mesa, el Gobierno inica que no es así, que se usó para atacar a organizaciones criminales y considera a aquellos medios de comunicación que atacan al Gobierno - por llamarlo así - al trabajo que realizan al hacer uso de su palabra en situaciones en las que a los mexicanos esconden todos los asuntos relacionados con el país, porque lo consideran un "crimen organizado".

Las ONG´s mexicanas en descontento con el Gobierno, aseguraron que además del espionaje, han detectado un acoso selectivo en materia de situación tributaria hacia diversas organizaciones, medios de comunicación y personas; Juan Pardinas, director del Instituto Mexicano para la Competitividad, señaló que se han dado varios casos en que "surge la pregunta si el SAT no está empezando a actuar como brazo de presión política, en lugar de Servicio de Administración Tributaria"; añadió que incluso el Senador Carlos Puente - del Partido Ecologista - amenazó a Enrique Cárdenas, miembro del Centro de Estudios Espinosa iglesias, con enviarle al SAT para hacerle una auditoría.

Ahora Aracely Gómez, quien estuvo al mando de la PGR, jusifica que el programa se usó cuando el secretario Murillo Karam estaba al frente del asunto Ayotzinapa y que se utilizó unicamente con fines de tener información sobre cómo estaban ocurriendo los asuntos de ese entonces, para que el funcionario unicamente después de mucho dijera " ya me cansé" dando a entender que el asunto ya no le competía más al Secretario.

Anuncios

Aracely Gómez ratifica que ese programa siempre se utilizó en su mandato, como parte de una estrategia durante su gestión y que estaba apegado conforme a derecho.

Todas estas evidencias de la desconfianza que tienen los gobiernos tanto municipales, estatales como el federal hacia los ciudadanos, crean un ambiente tensión en un país donde la incertidumbre cunde multiforme a lo largo y ancho del territorio nacional. Lejos de saber lo que el Gobierno hace dentro de sus oficinas, los mismos servidores públicos están observando lo que hacemos y tal vez no solo lo que hacen los periodistas o activistas sociales.

A final lo único que resalta es que en México no hay - ni libre expresión ni intimidad - pues siempre sabrán qué hablas, qué piensas y con quién te expresas, así tenemos un Gobierno con un trastorno paranoide. Siempre muchos de los funcionarios gubernamentales piensan que toda la nación los ataca o conspira en contra de ellos, pero también nos muestra un Gobierno con mucho miedo de ver a la luz sus asuntos mas íntimos #Política