El incendio de 500 barriles de petróleo en una refinería de Antonio Dovalí Jaime propiedad de Petróleos Mexicanos en Salina Cruz, Oaxaca ha provocado diversos daños a la comunidad. En el accidente también estuvieron involucrados varios químicos inflamables altamente tóxicos. Una de las poblaciones aledañas se vio inundada de una lluvia negra con el crudo proveniente de 14 tanques de almacenamiento. Los trabajadores de la refinería Pemex y los habitantes de Salina Cruz publicaron en las redes sociales las fotos con los daños y la contaminación ambiental. Además, los cultivos de maíz, calabaza y frijol se vieron cubiertos con la lluvia negra. Luego del incendio murieron cinco cabezas de ganado bovino y ovino, caballos y aves.

Anuncios
Anuncios

Los habitantes trataron de lavarse, pero los signos del contagio quedan evidentes. Las autoridades de Oaxaca han manifestado preocupación porque ninguna organización de salud del municipio – y tampoco Pemex – están llevando a cabo iniciativas para frenar el alargamiento del derrame. Hasta el momento, las investigaciones señalan que el accidente en la refinería se originó por las fuertes inundaciones que afectaron la zona. El derrame podría generar una crisis económica en la región, ya que los habitantes de Salina Cruz viven de dichos cultivos. #Gasolinazo #PEMEX #México