La Mesa Social para la Paz hizo un llamado a los ciudadanos a solidarizarse frente a las intimidaciones y amenazas que reciben los líderes sociales en su contra. Y no es para menos, según cifras de la Defensoría del Pueblo, 400 han sido asesinados desde el año 2005. A pesar de haber firmado un acuerdo de paz con la guerrilla de las Farc y estar negociando con el ELN, en los últimos 16 meses, se registraron casi 160 asesinatos de líderes en todo el país.

Con las consignas “que la paz no nos cueste la vida” y “ser líder social no es un delito”, organizaciones alzarán su voz frente a las inmediaciones de la Fiscalía General de la Nación en Bogotá y otras entidades del Estado en el resto del país.

Anuncios
Anuncios

Vea también: ¿La unión hace la fuerza? los movimientos y la conciencia social

A través de un comunicado la Mesa Social para la Paz, insta a la sociedad civil a centrar su atención en este fenómeno que incrementa con el tiempo. “Convocamos a todas las personas, organizaciones, a todo el pueblo colombiano a unirnos en torno a la defensa de la justicia y solidaridad con los líderes y lideresas que encarnan gran esfuerzo de transformaciones.”.

La preocupación no es gratuita. La mayoría de las investigaciones por estos casos siguen abiertas y no hay claridad sobre el verdadero origen de los crímenes.

Anuncios

Por eso según el consejero presidencial de Seguridad y Convivencia Ciudadana, Juan Carlos Restrepo, “la discusión no debe centrarse sólo en las cifras de cuántos líderes han sido amenazados o asesinados, porque estamos hablando de vidas humanas, sino en qué estamos haciendo como gobierno y como sociedad para prevenir este tipo de delitos”.

Lo que le piden las organizaciones sociales al gobierno es poder esclarecer los móviles alrededor de los crímenes, los responsables de los hechos, y sin duda, mejorar los mecanismos de protección para quienes hoy están en riesgo. Precisamente para ellos el primer paso es reconocer que se trata de un ataque sistemático, pero para el Ministerio de Defensa, en cabeza de Luis Carlos Villegas, no existe evidencia que pueda sugerir que estos homicidios tienen elementos comunes.

Vea también: México se está convirtiendo en un cementerio de Periodistas

Hace unos meses ya la ONU había expresado su intranquilidad sobre la vulneración existente hacia los activistas sociales. Martín Santiago, coordinador residente de Naciones Unidas en Colombia aseguró que “nos preocupa muy profundamente la violencia contra líderes, y defensores de derechos humanos. La persistencia de esta violencia pone en riesgo el propósito común de la paz en el país”. #SerLiderSocialNoEsUnDelito #QueLaPazNoNosCuesteLaVida #LíderesSociales