Anuncios
Anuncios

El presidente #Nicolás Maduro fue elegido por voto popular el 14 de abril del 2013, su principal opositor #Henrique Capriles no reconoció los resultados, pues las elecciones fueron muy cerradas: 7 587 532 (50.61%) de votos para Nicolás Maduro y 7 363 264 (49.12%) para Henrique Capriles, quien al principio aceptó los resultados, sin embargo cuando el Consejo Nacional Electoral (CNE) le presentó el acuerdo de los resultados presidenciales, se negó a firmarlo y en cambio firmó un documento donde llama a Maduro a abandonar el uso de recursos y medios del Estado; Capriles solicitó un nuevo conteo total de los votos.

La inconformidad de Capriles se deriva de 3500 irregularidades reportadas por su comando de campaña, lo extraño es que junto a esa inconformidad está el apoyo del secretario de la OEA José Miguel Insulza, el gobierno de España, el gobierno de Francia, el gobierno de Paraguay y el gobierno de Estados Unidos; Vicente Díaz rector del CNE al principio apoyaba la solicitud de Capriles, pero finalmente afirmó no tener duda sobre los resultados.

Anuncios

Frente a la petición de un nuevo conteo de los votos al 100%, Nicolás Maduro aceptó, sin embargo el CNE declaró que las auditorías previstas por la legislación se habían aplicado y el conteo es por ley automatizado.

La situación para Venezuela desde entonces no es sencilla, porque por un lado Capriles asesorado por expertos en redes sociales y de consultoría militar promueve movimientos de insurrección golpistas en contra de Maduro y por otro lado EEUU y gobiernos aliados imponen sanciones económicas al gobierno de Maduro, para debilitar al pueblo Venezolano y alentar una insurrección general; Capriles desea un cambio de gobierno total, el Botín son los enormes recursos energéticos, minerales y naturales de Venezuela. El Gobierno de Maduro lo sabe y utiliza las herramientas que la Constitución le confiere para detener el golpe de Estado.

Para desgracia de Maduro la oposición se infiltró en la asamblea nacional de Venezuela, representa el poder legislativo de la Nación, es pues su parlamento; atrincherados en el palacio federal legislativo, sede del parlamento desde finales del 2015, en varias ocasiones la oposición a intentado derrocar al gobierno, en consecuencia, Nicolas Maduro acusa de desacato a la asamblea nacional desconociéndola y suspendiendo sus salarios y prestaciones, también los acusa de especulación, terrorismo, promoción del odio social y la injerencia extranjera. Ante la renuencia de negociar la paz por parte de la oposición, Maduro convoca a elecciones para reemplazarlos.

Anuncios

Capriles convoca a un golpe de Estado

La nueva Asamblea Nacional Constituyente implica la disolución del actual parlamento por desacato constitucional, el nuevo parlamento será integrado por 545 constituyentes, elegidos por voto popular de 6000 candidatos validados por el CNE, las reglas impiden a los servidores públicos participar, por tanto los gobernadores, alcaldes y diputados no pueden postularse a menos que renuncien a sus cargos; la mesa está puesta y más de 19 millones de votantes visitan las urnas en todo el país, una ves consolidada la nueva asamblea nacional constituyente, Maduro los instalará en el salón elíptico del palacio federal legislativo.

Finalmente la Asamblea Nacional Constituyente ya instalada, despachará basada en los estatutos que rigen la asamblea constituyente de 1999, hasta que dicte su propio estatuto constitucional; Nicolás Maduro ha expresado que la nueva Constitución de Venezuela les proporciona mayores derechos a los indígenas y a los habitantes de zonas de escasos recursos para proteger, explotar y beneficiarse de los recursos que son ambicionados por el capitalismo neoliberal, aunque después de diseñada la Nueva Constitución se convocará a un Referendo; mientras esto sucede Capriles convoca a un golpe de Estado Nacional.

Anuncios

#la oposición en venezuela