Me causa cierta fricción y preocupación creer que el Partido Revolucionario Institucional (#PRI) haya ganado las elecciones gubernamentales del 4 de junio en el Estado de México. Hubo varios casos registrados de fraude (incluso diversos descubiertos por reconocidos analistas políticos), pero las investigaciones de autoridades independientes se caracterizaron por su ausencia. Además, queda prohibido criticar al Instituto Nacional Electoral (INE) ya que, según el consejero presidente Lorenzo Córdova Vianello, "menospreciar al INE es menospreciar a la democracia".

Las elecciones en Edoméx

Desde su fundación como partido político (1929), el PRI siempre ha gobernado en el Estado de México.

Anuncios
Anuncios

88 años es mucho tiempo para realizar políticas públicas en beneficio a la población mexicana. Entonces, ¿por qué el Estado de México se caracteriza por una desigualdad socioeconómica inmensa, por altos niveles de pobreza y violencia, y por altas tasas de feminicidios y violencia de género? ¿Por qué la gente no castigó al PRI por tantos años de malgobierno, corrupción e, incluso, ausencia gubernamental en grandes partes del estado? ¿O tal vez sí lo hizo, pero la máquina del PRI no lo permitió (algo que también hace dudar de la exactitud de los resultados de las elecciones presidenciales en 2012)?

PRI vs MORENA

Después de la victoria del PRI en el Estado de México, vi una publicidad del actual Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI #Enrique Ochoa Reza atacando a MORENA y su Presidente Andrés Manuel López Obrador por corrupción y otros delitos.

Anuncios

No tengo como objetivo defender a MORENA, pero ese ataque del PRI lo percibí como bastante cínico, teniendo en cuenta los numerosos casos recientes de corrupción, malgobierno y nexos con el narcotráfico del PRI. Basta numerar los casos recientes del exgobernador de Tamaulipas Tomás Yárrington, el exgobernador de Quintana Roo Roberto Borge Angulo, y el exgobernador de Veracruz Javier Duarte de Ochoa. Me cuesta creer la honestidad de las acciones del PRI en cuanto a la expulsión de dichos miembros del partido sólo cuándo la presión de tantos años ya no era sostenible.

Hoy leí un artículo en Político.mx sobre la perspectiva del PRI hacia el Frente Opositor (PAN y PRD) en camino hacia las elecciones presidenciales de 2018. Según Enrique Ochoa, el PRI no debería de temer dicho Frente ya que el PRI hará su propia alianza, una alianza con el pueblo. ¿Acción o nada más palabrería? Falta ver las acciones, pero hasta ahora el PRI tardó 88 años en aliarse con el pueblo.

Entonces, ¿cuál es la solución?

El problema, sin embargo, no es sólo el PRI.

Anuncios

Otros partidos políticos también han dado mucho de hablar. El PRD, por ejemplo, en el caso de Iguala y la desaparición de los 43 estudiantes (tal vez un ejemplo cínico de colaboración transpartidaria entre el PRI y el PRD) o la administración de Miguel Ángel Mancera en la Ciudad de México (según dicha administración un ejemplo en cuanto a las acciones para combatir el cambio climático).

El problema, por lo tanto, es el sistema político de México en sí, sobre todo el aspecto informal, el cual se manifiesta en corrupción, clientelismo y otros tantos malos. La solución (aunque parcial) es un mayor activismo por parte de la sociedad tanto dentro como fuera de México. Si (gran parte de) los políticos no cumple, nosotros tenemos que exigir y forzarlos para que hagan lo que tendrían que hacer: servir al pueblo y sacar al país adelante. #Edoméx