En Caracas. Un helicóptero de la policía científica se paró en el techo de un palacio y lanzó algunas granadas en contra del Tribunal Supremo de Justicia. Antes había disparado en vuelo en contra de la Ministerio del Interno. No hay informaciones de víctimas ni de heridos.

Qué pasó en Caracas

El helicóptero tenía una tela blanca con los colores de la bandera nacional y el lema “350 libertad”, en referencia al artículo de la Constitución que incita a la desobediencia civil l en contra de cualquier régimen que ataque a la democracia venezolana. Según la presidencia, las granadas son de origen colombiana y de fabricación israelí.

Anuncios
Anuncios

El ministro de la Comunicación, Ernesto Villegas, declaró que el helicóptero fue robado en la base aerea militar de La Carlota en Caracas. Al mismo tiempo, un grupo de militares entró en el Parlamento, agrediendo a algunos diputados de la oposición, sin que voceros del gobierno o de las instituciones se hayan pronunciado en contra.

El protagonista del ataque

Quien reivindicó en ataque en Instagram fue Oscar Pérez, un inspector de la policía científica venezolana. En un video publicado en la redes sociales en cinco partes, Pérez explicó que quiere la libertad del País y la renuncia del presidente Nicolás Maduro.

Ojos verdes, piel bronceada y uniforme de mimética, el policía pidió a cada venezolano que se presente en las bases militares que se encuentran en el país: “Somos una coalición de funcionarios militares, policías y civiles, que queremos el equilibrio en el país y estamos en contra de este gobierno transitorio y criminal.

Anuncios

No formamos parte de ninguna tendencia política ni de ningún partido. Somos nacionalistas, patriotas e institucionalistas”. Pérez, que al parecer fue polito del ex Miguel Rodríguez Torres, estaba acompañado de cuatro personas vestidas con uniforme militare, con el rostro encubierto y con armas en las manos.

El mensaje de rebelión

El policía dijo que estaba realizando una operación en area terreste y aerea para “devolver el poder al pueblo democrático y hacer que se respeten las leyes para tomar el orden constitucional”. Pidió la convocación inmediata de las elecciones: “Es deber de las fuerzas del orden del Estado desmantelar a las bandas paramilitares y combatir la impunidad de este gobierno, luchar en contra de la tirania y de la muerte de los jóvenes que estan pidiendo que sean respetados sus derechos”.

La reacción (totalitaria) de Nicolás Maduro

El presidente Maduro denunció el ataque y lo calificó como una acción terrorista, mientras pidió la militarización de la ciudad de Caracas: “Activé a las fuerzas armadas para defender el orden del país.

Anuncios

Capturaremos pronto este helicóptero y a las personas que han ejecutado este acto terrorista”. Maduro le dio la culpa al partido de oposición Primero Justicia por “incitar a la violencia en las calles” y dijo que espera un pronunciación de la coalición Mesa de la Unidad Democrática sobre lo que sucedió. La zona fue militarizada, así como los alrededores del palacio de gobierno de Miraflores. Para el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno, “lo ocurrido no puede que llamarse terrorismo […] rechazamos cualquier manifestación o acción violenta que pueda poner en riesgo la integridad de las personas, provocan daños materiales y limitar los derechos de los ciudadanos”.

La pasión del policía por la actuación

Sin embargo, poco creen que llegó el final del régimen de Nicolas Maduro. Sobre todo, porque quien protagonizó la acción rebelde no era sólo un policía, sino también un actor. Pérez tiene 15 años de experiencia en la Brigada de Acción Especial de la policía científica venezolana. Desde hace algunos años, participa en muchas películas, en el 2015 interpretó el rol de un policía en “Muerte suspendida” del director Oscar Rivas. “Fue una oportunidad para ver el trabajo de la policía científica en la gran pantalla”, dijo el funcionario en una entrevista. Pérez es también una star de las redes sociales: tiene más 200.000 follower Instagram. #Venezuela