Sigue echándole mano a la cartera el presidente de #México #Enrique Peña Nieto. El último exceso ha sido en materia de seguridad. Según la Oficina de la Presidencia mexicano, el jefe de Estado ha decidido aumentar el presupuesto destinado a la seguridad presidencial en 643.7 millones de pesos para los primeros meses del año. Y es que entre el mes de enero y mayo del 2017, la Casa presidencial de Los Pinos sufrió una subida en las facturas y superó de 929 millones de pesos el dinero que tenía asignado.

El informe de presupuestos entregado a la Cámara

Asimismo, de acuerdo a las cifras del informe de Avance Físico de los Programas Presupuestarios respectivo a los meses entre enero y mayo del 2017 (el cual fue entregado a la Cámara de Diputados), también quedó en rojo el balance del Apoyo a las actividades se seguridad y logísticas del Ejecutivo federal.

Anuncios
Anuncios

La causa: tuvieron que aumentar la barrera de seguridad durante los primeros meses del año, cuando se activó el Gasolinazo (aumento de los precios del combustible) y los mexicanos comenzaron a manifestar sin cesar en contra de la medida gubernamental.

Cuestión de balances y gastos

De acuerdo al presupuesto inicial, los diputados mexicanos habían aprobado una partida de 700.7 millones de pesos para que el gobierno pudiera tomar las medidas necesarias de seguridad. Es decir, no precisamente poco dinero. Luego, el gobierno federal aprobó a través de la Secretaría de Hacienda un nuevo aumento de 1.344,4 millones de pesos.

Y eso no es todo. El gobierno de Peña Nieto también ha excedido el presupuesto en lo que se refiere a los sueldos y salarios de sus asesores y consejeros. El departamento de Asesoría, Coordinación, Difusión y Apoyo Técnico de las Actividades presidenciales pidió un aumento de 275.8 millones de pesos.

Anuncios

Todo ello para un total de 1,344.4 millones de pesos, cuando en realidad el Parlamento había dado el ok para 700.7 millones de pesos. La diferencia es casi el doble: 643.7 millones de pesos.

Los gastos de publicidad y comunicación

Otra de las pasiones de Peña Nieto desde que llegó a la presidencia ha sido el “invertir” recursos en la publicidad. En sus primeros cuatro años de gobierno gastó más de 34.109 millones de pesos en propaganda oficial. Recursos que, según algunas organizaciones críticas al gobierno, podría haber cubierto el 80 por ciento de la inversión inicial de la infraestructura del tren México-Toluca, por no mencionar varios programas de asistencia social. El gasto de comunicación de Los Pinos es de 9.026 millones de pesos. Y pensar que el programa de gobierno (electoral) de Peña Nieto había un capítulo dedicado a este tema, que no se ha cumplido. El Pacto por México del actual presidente había previsto un “Acuerdos para la Gobernabilidad Democrática” en el que se comprometía a reducir y controlar el uso indiscriminado de la publicidad del Estado, con un mecanismo de control ciudadano.

Anuncios

El resultado es que la partida de este ramo ha aumentado: mientras en el 2013 se gastaron 7.955 millones de pesos, en el 2015 el gasto fue de 9.801 millones de pesos. Una significativa diferencia económica.

Una foto millonaria

Por último, el presidente gastó una considerable suma de dinero para realizar la foto oficial presidencial, esa que ilustra sus account Instagram, Twitter y Facebook y está en la pagina oficial de la presidencia de la República. La imagen fue tomada el 29 de diciembre de 2012. La sesión, reproducciones, impresiones y montaje de la fotografía costaron 1.677.545 pesos. A pesar de que en el 2012 la administración gubernamental había aprobado un decreto de recortes de presupuestos, la actividad de fotografía no se vio afectada porque era considerada un tema de importancia. Al parecer, en realización a este gasto – que fueron publicadas en la Ley Federal de Transparencia, se realizaron cuatro contratos al fotógrafo Héctor Armando Herrera Peralta. #Gasolinazo