Anuncios
Anuncios

Aunque para la mayoría pueda resultar un charlatán más, otro que se ensucia con “el lodo” de las mentiras, pero para otros es uno de los pocos hombres que abiertamente (no sé si con intención real o no) le ha puesto una mala cara a los movimientos extraños en los altos mandos de la nación, así como a los de la clase media y baja, además, por ello y por otras peculiaridades tanto de su persona como de su pensamiento, ha conseguido hacerse de una fama que eleva las posibilidades de que pueda tomar las riendas mexicanas el año que viene. También a causa de que en elecciones anteriores se han suscitado tremendos problemas nacionales donde ha quedado en duda la integridad de las instituciones gubernamentales como el IFE, ahora INE y otros regímenes federales.

Anuncios

¿Cuáles otras causas apoyarían esta teoría?

Recientemente, el pueblo mexicano (igual que siempre) ha mostrado los malestares que tienen para con el país en general, muchas cuestiones no rebasan un sentido superficial y modificable del ambiente, aunque otras tocan puntos que nadie pensó antes posibles alcanzar o por lo menos vislumbrar de lejos. En esta nueva modalidad de odio hacia los mandos y su represivo control sobre las cosas, las denominadas “redes sociales”, el mundo virtual, hace cada vez más fácil expandir las noticias y las opiniones para cada persona, engrandeciendo y muchas veces quitando validez a las que en primera instancia son establecidas como la única y entera verdad. Por ende las críticas y la posición de la población cambian continuamente para bien y para mal.

Anuncios

Otros episodios infortunados para el gobierno en turno y anteriores, mismos por los cuales compitió el político en mención sin obtener el reconocimiento de triunfador, presidente, como por ejemplo la esperada, según dijo privatización de los servicios energéticos y de la salud, estas son cuestiones que en su momento no fueron escuchadas por el país y hoy día, o el día de mañana representarán un grave problema para los que habitamos aquí, lo cual seguramente aumentará todavía más el desapego de la sociedad para con las prácticas político-electorales y otras.

El bienestar depende de los poderosos

Además de generar evidentemente un estado de problemáticas, descontrol, donde para ganar, hay que luchar. ¿Valen la pena las guerras entre los hombres? ¿Los conflictos bélicos y demás? ¿Acaso parece ser grata la muerte causada por nosotros y no por el poder inalcanzable? Las personas casi siempre han notado la mentira, sin embargo, temen enfrentarla, muchas veces lo preferible es quedarse quieto y no arriesgar la vida.

Al final, me parece que no se trata de quién “gane”, sino de que se hagan las cosas bien. Pero ese “bienestar” depende cien por cien de la subjetividad y meramente de los intereses de aquel que goce la estadía en un plano mayor, elevado, de lucro y de poderes. #Política #México #AMLO