Con base en un examen médico realizado en el Reclusorio Norte, el exgobernador de #Veracruz, Javier #Duarte ha perdido cinco kilos desde que inició su huelga de hambre el 17 de agosto. Según el documento, el expolítico pesaba 118.5 kilogramos y ahora la báscula lo sitúa en 113.9.

El informe explica que pese a la huelga de hambre, Duarte se mantiene con buenos reflejos y no ha perjudicado en su coherencia. No ha querido ingerir ningún tipo de medicamento o líquido por lo que los doctores indicaron que es necesario que si desea seguir manifestándose ingiera té o agua.

La explicación que dio el exgobernador de Veracruz es que tomó la acción porque se siente perseguido, deprimido, hostigado y en una cacería por parte del Estado.

Anuncios
Anuncios

Afirma que están en contra de él y su equipo, así lo expuso en una serie de cartas escritas a mano.

Indicó que está en contra de Miguel Ángel Yunes y que él se mantendrá del todo con el que fue su gabinete de colaboradores. Denunció que el actual gobernador de Veracruz hizo que miembros de su equipo firmaran documentos sin estar a favor de los mismos y lo tachó como dictador.

Escribió que Yunes tiene un problema de obsesión porque quiere que su hijo sea el próximo gobernador de Veracruz. #PRI