El día 27 de enero mucho se dijo sobre la llamada telefónica del presidente #Donald Trump hacía el presidente #Enrique Peña Nieto. Una sarta de encabezados en noticieros y medios periodísticos en los que se hablaba de que D.Trump había convencido a E. Peña Nieto de pagar por el muro. México estaba defraudado y molesto por la reacción de Peña Nieto ante la confusión.

Al poco tiempo, los medios anunciaban que México sí pagaría por el muro y poco después, que no.

¿Qué fue lo que realmente se dijo?

El Washington Post reveló la transcripción que revela el conflicto, las mentiras y la manipulación por parte de Donald Trump. Analicémosla a continuación:

Una duración de menos de una hora, Trump intento convencer a EPN de “No hablar del muro ya que “el muro” fue su compromiso político de campaña".

Anuncios
Anuncios

EPN expresó que la muralla fue como obtuvo la presidencia. Sin embargo, Trump intentó “concientizar” (manipular) a Peña Nieto de que esa postura no puede ser exhibida ante la prensa, la solución de Trump fue la siguiente: “ We will work it out” (lo vamos a resolver), funcionando como la fórmula para hablarle a la prensa. Recordemos que en el pasado G20 cuando se le preguntó a Donald Trump si México pagaría por el muro entre México y E.U. él respondió de manera abrupta: "absolutamente".

En la llamada el comentó lo siguiente:

"Yo no saco el tema del muro pero cuando la prensa lo haga, diré - Veamos cómo va, veamos cómo está funcionando con México. Porque desde un punto de vista económico, es lo menos importante de lo que estábamos hablando, pero psociológicamente, significa que vamos a resolverlo".

Peña y Trump se encuentran en la cumbre del G20

En otras palabras, el muro le da una mejor popularidad ante los medios.

Anuncios

La coartada de Trump para comprometer al presidente mexicano fue: México ha hecho una fortuna con sus representantes en E.U. "nos están golpeando en la frontera; nos están matando con drogas"

"Tenemos que trabajar muchos problemas con México más allá del problema económico. Nos estamos convirtiendo en una nación adicta a las drogas y la mayoría viene de México o desde la frontera sur".

Sin necesidad de transcribir lo restante, podemos rescatar que D. Trump amenazó y aseguró que el ejército mexicano no soluciona nada y tiene miedo.

"Tenemos que trabajar juntos para eliminar eso (los carteles). Tal vez su ejército les tiene miedo, pero el nuestro no, y nosotros les ayudaremos con eso al ciento por ciento porque esta fuera de control"

EPN, se mantuvo firme ante el no poder pagar el muro. Constató que el pago del muro va contra la dignidad y el orgullo nacional. Como tema crítico instó lo siguiente:

Cuando empezamos a hablar del muro, nos impide hablar de otros asuntos que debemos discutir, entiendo claramente lo que este tema constituye para Estados Unidos.

Esta es una excelente oportunidad para ver a nuestro presidente con otra cara, sin embargo, el callar y no defender propiamente la capacidad de nuestro ejército, es algo de por sí humillante.

Anuncios

Conozca más sobre el fracaso del muro.

Nuevos aranceles

El tributo que se aplica a los bienes, que son objeto de importación o exportación, como medida para igualar el déficit de 60 M de dólares. De una manera prepotente afirmó que no requiere del congreso para imponer impuestos.

"Me encuentro un poco en mala posición, porque el trato que podría imponer mañana ha hecho esta tarde. No tengo que volver al congreso ni al Senado, No necesito el voto de 400 personas. Tengo los poderes para hacer todo esto".

Terminando contundentemente con lo siguiente: - "No queremos sus productos a menos que se agraven". Demostrando rechazo a México.

Somos tú y yo contra el mundo, Enrique, no lo olvides

D. Trump comentó que la popularidad de ambos presidentes puede mejorar, así mismo, se refirió a él mismo como un candidato que la gente pide a gritos por lo que le comentó que al subir su popularidad, México pediría una reforma constitucional para que Enrique Peña Nieto gobernase un sexenio más.

Sería que Peña Nieto ve esta posibilidad como muy lejana ya que le dejó en claro su desinterés por un sexenio más y que su único interés es que ambas naciones personifiquen los ideales de cada nación.

Malcom Trumball y los refugiados

Otra llamada que se desconocía con exactitud lo que se había dicho, fue la de Malcom Trumball, el primer ministro de Australia y Donald Trump.

Les sintetizamos este fracaso telefónico con lo siguiente:

"Ya tuve suficiente. He estado haciendo estas llamadas todo el día, y esta es la llamada más incómoda de todo el día. La de Putin fue una llamada placentera. Esto es ridículo"

El tema principal de la llamada fueron los refugiados en la Isla Manu y Nauru comentó que era estúpido mantener refugiados en el estado en el que se encuentren (el cuál es deplorable). Recordemos que los refugiados de estas islas ya fueron evacuados y se cerraron ambas islas debido a la precariedad en la que vivían.

Trump mencionó que no debió de haber estado ese tipo de gente en E.U. que ya había pasado el atentado de las torres gemelas y más próximo, el atentado en la carrera de Boston.

La venganza de Reince Priebus

Quizás esta es una notoria venganza del ex secretario de la Casa Blanca al ser sustituido por John Kelly. Recordemos que el nuevo director de comunicaciones de la Casa Blanca, Anthony Scaramucci, acusó de filtrar información a la prensa.

John Kelly y sus nuevas responsabilidades.

En México Eduardo Sánchez, el vocero de la presidencia compartió una conversación confusa y a medias.