Los familiares del periodista Luciano Rivera, de 33 años, asesinado en el Bar La Antigua de Rosarito, Baja California expusieron ante los medios masivos que la #procuraduría no tiene siquiera líneas de investigación sobre el caso, acusan que es una simulación.

A dos años de la Narvarte

Se cumplieron ya dos años del asesinato del periodista #Rubén Espinosa y cuatro mujeres más en la colonia Narvarte de la Ciudad de #México, siendo que todo apunta a que el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, pudo mandar a matarlo. En ese Estado durante el gobierno de Duarte murieron 17 ##Periodistas y casualmente en el caso de extradición, no podrá ser investigado por ello.

Anuncios
Anuncios

Javier Malacara, presidente del Club de Prensa de Playas de Rosarito señaló: "Estamos en contra de este artero ataque donde arrebataron la vida a nuestro compañero Luciano, vemos una simulación tanto de la #procuraduría dándonos a entender que no hay líneas de investigación sin que nos hablen del móvil del asesinato, pedimos y exigimos que tengan la capacidad de aclarar este asesinato".

¿Así o más claro?

La justicia y los derechos de los mexicanos son eso, una simulación; debido a ello es el incremento sostenido de violencia y criminalidad a lo largo y ancho de este país. Esta misma semana, en al menos cinco Estados, hubo de 4 a 6 muertos en balaceras y ejecuciones, Puebla y Veracruz entre ellos. Mueren baleados mandos policíacos, turistas, ciudadanos en asaltos y más... ¡Eso está pasando en México!

¡La cancillería quejándose de Venezuela! No es que defienda o ataque a Maduro, pero si tanto lo odian, le están dando la razón: México sufre una crisis humanitaria y de ingobernabilidad, según dijo el mandatario sudamericano.

Anuncios

Desgobierno

Así se expresa el político Gerardo Fernández Noroña del sexenio de Enrique Peña Nieto, un desgobierno total [VIDEO]. No es para menos. Cada acción realizada de este presidente ha resultado en un desastre, no sólo para su desgarrada imagen (pese a que gasta millones en ella), sino para quienes más lo padecemos, que somos los ciudadanos y, como comunicadores, sentimos terror por esta persecución a la libertad de expresión.

En este sexenio hemos sido víctimas de grandes mentiras (y por eso se aficionan en matar periodistas), históricas mentiras, simulaciones, desvío de atención a los problemas, saqueo desmedido de arcas públicas, corrupción galopante, fraudes electorales, etc.

Consecuencias de la muerte de periodistas

Cuando muere la libertad de expresión se acaba con todo lo demás: desaparece la justicia, la paz, la inversión, el desarrollo, el crecimiento; del periodismo profesional y de investigación dependen tantas cosas, que la degradación social se está ya reflejando por no detener esas ejecuciones, no investigar esos casos, no dar con los responsables. Es también una prueba de la unión en sociedad de políticos y criminales.