Anuncios
Anuncios

El antecedente

En todo momento una de las características del ser humano es el deseo impetuoso de ganar y ser de los primeros lugares, máxime si se trata de una competencia a nivel internacional.

Sin embargo cuando esos honrosos lugares se ocupan por defectos y situaciones que generan resultados negativos como corrupción, secuestros, homicidios, robo y muerte no queda más que sentirse ofendido como mexicano y apenado ante los ojos del mundo.

Sin embargo, tal parece que dicha vergüenza no es algo que le afecta al gobierno federal, ya que no existe de parte de ellos ningún interés por arreglar la situación es más, ellos mismo la han permitido y han dejado crecer ya que eso ayuda a sus intereses personales o de grupos de poder.

Anuncios

La estadística mundial

En esta semana se dieron a conocer los resultados de un estudio [VIDEO] elaborado por el Centro de Estudios sobre #Impunidad y Justicia dependiente de la Universidad de las Américas de Puebla.

Dicho estudio denominado Índice Global de impunidad (IGI) colocó a #México como país en el cuarto sitio de mayor #impunidad a nivel mundial, superados tan solo por Filipinas, India y Camerún, quienes nos ganaron en tan honrosa competencia y nos quitaron las medallas correspondientes.

Aunque México ha invertido fuertes cantidades de dinero, la falta de supervisión y control de los recursos, así como la corrupción imperante en los cuerpos policiacos no permiten que los resultados sean satisfactorios en materia de seguridad.

Es increíble ver como países como Venezuela, Colombia, El Salvador, Honduras y Guatemala tan solo por mencionar algunos, se encuentran mejor posicionados en esta tabla.

Anuncios

La impunidad

La tristemente llamada #impunidad, la padecemos la mayoría de los mexicanos al ser sujetos inmersos en una situación social sin control, debido a una ingobernabilidad creada por la falta de un auténtico estado de derecho.

El estudio arroja que en México se tiene la cantidad más alta en policías -359 elementos por cada cien mil habitantes- sin embargo tan solo existen 4. 2 jueces por la misma cantidad de personas.

Esta diferencia tan marcada nos indica que aunque se ha invertido en tener elementos de seguridad pública, la alta tasa de criminalidad no tiene un contrapeso que castigue a tanto delincuente.

Actualmente y debido a esta baja cantidad de jueces, el 43% de los encarcelados de este país, siguen esperando sentencia.

Ese panorama tan deficiente alienta a que cada día haya más sujetos dedicados a realizar actos criminales que afectan a la ciudadanía.

Esos delincuentes entre los que se encuentran desde el carterista del transporte público y el extorsionador, hasta la banda más organizada de secuestradores o ladrones, saben y están perfectamente conscientes de que todos sus actos delictivos nunca tendrán consecuencias de castigo como la cárcel.

Anuncios

Aunado a ello, muchos de los delitos cometidos son considerados no graves y tiene la posibilidad de inclusive evitar pisar la celda.

En contraparte existen personas que por verdadera necesidad se ven obligados a robar algún alimento y son refundidos en la cárcel como lo peor de la sociedad.

La respuesta ciudadana

La misma sociedad ya está cansada y temerosa, por lo que al ser víctima de un delito, ya no denuncia los hechos ante el ministerio público ya que sabe y conoce que el proceso es engorroso, quita mucho tiempo y no se llega a ningún resultado positivo es más, en muchas ocasiones hasta la víctima ha llegado a ser acusada por los mismos policías y jueces quienes para “acelerar” las investigaciones o por lo menos darle entrada, exigen fuertes sumas de dinero al demandante.

Mientras no se lleven a cabo acciones y leyes eficientes para perseguir y castigar a los delincuentes, México seguirá ocupando los primeros lugares en esta lista negra de países con mayor impunidad.

A lo mejor hasta subimos y llegamos a la medalla de oro.

#Derechos Humanos