En los recientes años, pero sobre todo en los últimos meses, los medios de comunicación, tanto escritos como televisados, han tenido dentro de todo su abanico de información un tema en común: #Venezuela.

Nicolás Maduro, el presidente actual de la República Bolivariana de Venezuela, es un hombre que ha estado inmerso en la #Política de su país, desde hacía ya un tiempo. Fue miembro del gabinete de Hugo Chávez y uno de sus hombres de mayor confianza, de ahí que haya sido el elegido para suplir la enorme figura del Chavismo.

El problema de Venezuela no es una novedad en el sur de América, a lo largo de las últimas décadas han desfilado decenas de dictadores en toda la región.

Anuncios
Anuncios

En Centroamérica durante los años 1970-1980 la guerra nuclear estuvo a punto de estallar. Si se revisa con un poco de detalle los problemas que enfrenta ahora Venezuela, los han tenido casi todos los países sudamericanos y centroamericanos. Pero en mi opinión, el más importante tiene nombre y cara y se hace llamar Estados Unidos de Norteamérica y mejor sería llamarlos EE.UU, porque Estados Unidos en Norteamérica hay más de uno.

La política de los EE.UU está basada en un principio acuñado a principios del Siglo XX y conocido como el Destino Manifiesto; en este documento se expresan con claridad las ideas sobre la política exterior del país norteño, pero sobre todo de su política expansionista, si usted no lo conoce le recomiendo aunque sea una búsqueda en WikiPedia.

Los intereses de EE.UU en el mundo han sido sólo de una índole a lo largo de toda su historia, específicamente de carácter económico.

Anuncios

Usted podrá decir que ellos han ayudado al mundo con sus políticas democratizadoras, si usted es de esos le recomiendo leer un poco más de historia, que no sea producto de Hollywood.

EE.UU es un país seductor, ha convencido a muchos y en específico a sus habitantes, que son el mejor país del mundo (cosa lejos de la realidad), pero sobre todo han hecho que sus ciudadanos defiendan lo indefendible; su democracia y su sistema político y económico.

Regresando al caso de Venezuela, los datos son más que contundentes. EE.UU ha apoyado tanto a democracias, como a dictaduras en la región. Durante los años 80´s apoyó las dictaduras de Guatemala, Honduras, Nicaragua, Argentina, Brasil, Venezuela, Colombia, Chile [VIDEO], entre otras. Si usted no lo cree: lo repito lea un poco más. Así se ha forjado esta campaña contra los países vecinos del sur, con sangre y fuego y especialmente en búsqueda de un objetivo en este caso: petróleo.

Venezuela es un país petrolero que tiene nacionalizada su industria (como México hace unos años antes de la llegada de Peña Nieto y sus reformas estructurales).

Anuncios

El problema de la nacionalización del petróleo es el caciquismo sindical, al que puede ser objeto. El petróleo es el índice de riqueza, sobre el cual estos países se sostienen. EE.UU ha sido consciente de ello desde hace décadas. Venezuela está en crisis humanitaria, no solamente por la violación de los Derechos Humanos, sino por los bloqueos económicos que EE.UU ha impuesto para presionar al gobierno, derrocar a Nicolás Maduro [VIDEO] y habilitar a un presidente de su inclinación, un presidente que apoye las privatizaciones y apoye entrada a las compañias petroleras norteamericanas (como en el caso Mexicano).

Insisto que el problema de esto es que la privatización lleva a un incremento acelerado de la desigualdad (como en toda América Latina) más pobreza, más trabajo. Así de incoherente es el sistema.

¡Por una Venezuela libre del intervencionismo Yanqu! ¡Venezuela Libre! #Chavez