Anuncios
Anuncios

La Jefa Delegacional en #Tlalpan, Claudia Sheinbaum Pardo, denunció penalmente a los ex-Directores Generales de Jurídico y Gobierno Alejandro Zepeda y Miguel Ángel Guerrero, además de quienes resulten responsables por lo ocurrido en el Colegio Enrique Rébsamen, ya que después del #Sismo de 7.1 grados se evidenció que desde 2014 se detectaron daños estructurales en el edificio, por la construcción irregular de un cuarto piso.

En conferencia de prensa, la Delegada señala que "acabo de presentar una denuncia penal, adicional a la carpeta de investigación de la PGJCDMX y es directamente contra cualquier autoridad que resulte responsable y en particular contra el Director Jurídico y de Gobierno del 2010, Alejandro Zepeda Rodríguez y contra Miguel Angel Guerrero López quien ocupó el mismo cargo en 2014 y contra la dueña de la escuela, la señora Mónica García Villegas por corresponsabilidad en los hechos del Colegio Rébsamen", luego de que se dieran a conocer las irregularidades en la construcción, notorias durante los rescates de los niños por el sismo.

Anuncios

La cronología del papeleo en la Delegación Tlalpan

Sheinbaum continúa, "el 23 de Junio de 2010, el Director General de Jurídico y de Gobierno de la entonces administración de Higinio Chávez ordena una visita de verificación por la construcción de un cuarto piso, que en el expediente se dice que es un gimnasio", aunque en la realidad el trabajo de los rescatistas evidenciaron la construcción de un departamento con jacuzzi incluido.

"El 13 de Agosto se resuelve en el expediente una clausura de esta construcción y una demolición del cuarto nivel...el 23 de Agosto se ordena clausurar y sancionar con el 5% del valor de la construcción. No hay ninguna evidencia en los expedientes de que se haya subsanado el procedimiento", añade la Jefa de la Delegación Tlalpan.

Esto no es algo nuevo ni que nos sorprenda, sin embargo, puede ser el inicio para destapar la #Corrupción de algunos funcionarios delegacionales de distintas demarcaciones, ya que esto se sabe por el sismo de 7.1 grados [VIDEO] pero se conoce de muchos arreglos más, que han permitido la construcción de edificios sin respetar el reglamento vigente.

Anuncios

Y preocupa porque el Caso Rébsamen, en Coapa, es un claro ejemplo de una ley violentada y una órden no ejecutada, que es verificable en el expediente que se encuentra en el portal oficial de la Delegación Tlalpan. Alguien facilitó su libre funcionamiento a pesar de las sanciones impuestas; ahora hay 19 niños que fallecieron bajo los escombros [VIDEO]y siete adultos, sin sumar los que se encuentran lesionados.

Inicia la defensa legal de la propietaria del Colegio

El 3 de noviembre de 2013, durante la administración de Maricela Contreras, se declara improcedente la solicitud de la propietaria del colegio para echar abajo la sanción impuesta basándose en que era una construcción menor. Por lo que "el 12 de Diciembre de 2013 se realiza otra visita de verificación y el 31 de Enero del 2014 ordena clausurar y sancionar con el 5 % del valor de la construcción más 300 dsm. Presuntamente, acota la Delegada, se ponen sellos en la construcción y al parecer estuvo clausurada por un año. El 12 de Diciembre de 2014 se levantan los sellos y con esto se cierra el expediente".

Anuncios

Indigna a Sheinbaum que ex-funcionarios tuvieran conocimiento del daño estructural desde 2014

Con semblante serio, de preocupación, Claudia Sheinbaum detalla lo que encontró en los archivos de la delegación: "lo verdaderamente indignante es que la Dirección General de Obras y Servicios Urbanos dice al Jurídico de la delegación que, al momento del análisis técnico, se observó que se están realizando trabajos de demolición de estructuras, de concreto armado del tercero y cuarto piso, dañando elementos estructurales que afectan la estabilidad de la construcción y se cierra el expediente con una multa de 21 mil pesos".

Es decir, las autoridades en Diciembre de 2014 decidieron que impondrían una multa simbólica y aún sabiendo que había daño estructural en la construcción del Colegio Rébsamen, no hicieron algo más para subsanar el plantel educativo.

La denuncia vecinal interpuesta en el INVEA

La Delegada en Tlalpan declara que "el 25 de Octubre de 2016 (titubea al querer decir 2017 y corrige) hay una visita de verificación por uso de suelo por denuncia vecinal puesta ante el INVEA. El 23 de Enero de este año, dicho instituto dirigido por el Ing. Meyer Klip, emite una sanción con una multa y conmina a la escuela a resolver el problema".

Y es que el tema de la verificación por uso de suelo compete al INVEA, no a la delegación, que por ley le corresponde verificar el tema de construcción. En el portal del INVEA, se describe su tarea que "es observar que se cumplan las obligaciones que se encuentran en las leyes, mientras un compañero lo videograba para evitar actos de corrupción". Estos verificadores tienen la facultad de realizar una revisión administrativa por presuntas violaciones a las normas vigentes, que se relacionen con preservación del medio ambiente, uso de suelo, desarrollo urbano, transporte público, etc.

Y continúa: "Cuando un verificador del INVEA ve que hay una construcción, realiza un oficio a la Delegación para proceder, en este caso el INVEA no presenta nada y por eso sólo hace su procedimiento jurídico por el tema de uso de suelo. El 3 de abril la escuela presenta juicio de nulidad contra la multa porque nunca fue clausurada la escuela. El 31 de Mayo de 2017 emite sentencia el tribunal, a favor del instituto. Finalmente, el primero de Agosto, no hace más de dos meses, la propietaria Mónica García a través de la escuela, pone un recurso de apelación a la multa".

Falta otro dictámen

Queda pendiente el dictámen del Colegio de Ingenieros Civiles, sobre las estructuras del edificio y tardarán varias semanas en analizar todo lo relacionado a la construcción y materiales usados en el Colegio Rébsamen. De lo que aqui se diga, dependerá el responsabilizar a más funcionarios y Directores responsables de obra quienes dan el visto bueno de la construcción.

Es desconcertante observar que para la propietaria de la escuela así como muchos dueños más, priorizan el tema económico por encima de la seguridad estructural, apelando las sanciones impuestas y, generalmente, coludidos con funcionarios gubernamentales que han creado una especie de mafia en la que hasta los sindicatos pueden ser responsabilizados.

Indigna saber que estamos en manos de algunas autoridades no visibles en medios de comunicación, pero que generan corruptelas y anteponen sus bolsillos por encima de los estudiantes del colegio Rébsamen. Impotencia, a la vez, porque difícilmente se obtiene una sanción cuando hay denuncias de vecinos, comerciantes honestos, comités vecinales, entre otros.