Anuncios
Anuncios

A partir del año 2000, la Ciudad de México vivió un boom inmobiliario que no solo trajo consigo vivienda cara, también #Corrupción. Ahora con el sismo de 7.1 grados [VIDEO] ocurrido el 19 de Septiembre pasado, algunos de esos inmuebles construidos durante estos 17 años se derrumbaron por una incorrecta aplicación de la norma.

Con Andres Manuel López Obrador se comenzó a incentivar la construcción, en el antigüo Distrito Federal, creando leyes que se acomodaran a las necesidades de los inversores. Es en esta administración que se emite el Bando Informativo #2, norma que prohibía la construcción de Unidades Habitacionales para impedir que la mancha urbana se expandiera a zonas de recargas de mantos acuíferos, pues en aquel tiempo se hablaba en lo colectivo, de la escasez de agua.

Anuncios

Esta prohibición abarcaba toda la zona sur de la ciudad (Alvaro Obregón, Coyoacán, Tlalpan, Tláhuac, Iztapalapa, Magdalena Contreras, Xochimilco, Cuajimalpa y Milpa Alta). Como consecuencia, el boom inmobiliario [VIDEO] se dió en las delegaciones Miguel Hidalgo, Benito Juárez y Cuauthémoc. Y asi como la Venustiano Carranza, las anteriores delegaciones no eran aprovechadas al máximo en infraestructura y servicios ya que, después de 1970, la población en estas demarcaciones decreció y el sur habia crecido de manera desproporcionada, informaba el Bando #2.

Negocio redondo

Durante la gestión de Marcelo Ebrard, se sustituyó el Bando #2 con la norma 26 que incentiva la construcción de vivienda sustentable y de interés social, con restricciones en el precio ya que, si es construida para los trabajadores que menos dinero ganan, debería costar no más de 30 veces el salario minimo vigente, que para ese año eran alrededor de 700 mil pesos por departamento.

Anuncios

Pero los desarrolladores de vivienda abusaban de dicha norma y vendían por arriba del millón de pesos. La imagen urbana creció de manera vertical y se construyó vivienda con más pisos de los permitidos. En la calle Presa 176, San Jerónimo Lídice, los vecinos se unieron para evitar que la construcción de departamentos de lujo sustentados en norma 26, levantaran más pisos de los que se establece en el uso de suelo, además de intentar venderlos a precios de lujo. Negocio redondo.

Construir sin permisos de la delegación, una practica recurrente. Colegio Enrique Rébsamen es un ejemplo amargo

Y es que en todos estos años se ha denunciado el crecimiento desproporcionado de vivienda sin respetar el uso de suelo, ya que, además, los propietarios han incrementado pisos a sus construcciones sin notificarlo a la autoridad pues es seguro que no se otorgarían los permisos de construcción. Por eso existen tragedias como la del Colegio Rébsamen [VIDEO], en Coapa, donde murieron 19 niños y 5 adultos.

Anuncios

En esta edificación, la propietaria Mónica García, construyó un cuarto piso en el que tenía su vivienda y donde encontraron durante las labores de rescate una cama, un jacuzzi, etc. La Delegación clausuró dos veces, aunque no se tenga certeza si se detuvieron las labores en el plantel educativo, ya que solo aparece esta información en papeles.

La PAOT recibía múltiples quejas que en la mayoría, no eran gestionadas por la autoridad dando origen a los Comités Ciudadanos que denunciaban una y otra vez, el abuso en la norma 26, el apropiamiento de una calle en Tlalpan por parte de una desarrolladora de vivienda de lujo, asi como la falta de un dictámen de impacto urbano al construir grandes edificaciones. La Ley de Desarrollo Urbano legalizó las modificaciones al uso de suelo que en la realidad sucedían.

La construcción de vivienda continúa con Mancera

El actual Jefe de Gobierno, Miguel Angel Mancera, ha impulsado formas legales para la construcción en grandes extensiones al estilo europeo, llamados Sistemas de Actuación por Cooperación (SACs) y las Zonas de Desarrollo Económico y Sociales (ZODES), a los que no les ha ido bien ya que han encontrado comités vecinales combativos que han derrumbado proyectos como el Corredor Cultural Chapultepec. Todos estos proyectos, sumados a los de las anteriores administraciones, dan como resultado la migración de los originarios de las zonas ya que, al ser vivienda cara, buscan un lugar para vivir en donde el dinero les alcance. La ciudad ahora es un negocio para gente como Simon Neumann ex Secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, y empresario inmobiliario, quien busca "tener un balance vertical y horizontal para impulsar una Ciudad más compacta y densa en el centro", decía al intentar construir La Ciudad Administrativa en la colonia doctores. La Ciudad de la Salud, así como otras contempladas en el proyecto no han visto la luz aunque sí otras como BeGrand Coapa, Reforma, Polanco, Universidad, entre otras. #boominmobiliario