Anuncios
Anuncios

#México todavía no se recupera de los daños por el #Terremoto del 7 de septiembre. Y otras catástrofes naturales, como el paso de la tormenta Lidia el 31 de agosto y el terremoto del 19 de septiembre, han complicado aún más la situación en las regiones del centro y el sur del País. Entre huracanes y terremotos, más de 650 edificios religiosos se han visto afectados, así como también sacerdotes y obispos. Sin embargo, esto no ha detenido a la iglesia, que se mantiene activa en las operaciones de ayuda para las víctimas. Las actividades de caridad se han visto afectadas, pero la Iglesia católica ha activado un plan de emergencia estratégico para seguir operativa, especialmente donde hace falta su trabajo.

Anuncios

El obispo auxiliar de Monterrey, Alfonso Miranda Guardiola, organizó una recolección de fondos a nivel nacional, que es la tercera del mes de septiembre. Hoy más que nunca la iglesia lanza un llamado a todos los fieles para tender una mano a los más necesitados en esta emergencia humanitaria. “Abandonen cualquier forma de egoísmo – ha pedido Miranda Guardiola – cualquier forma de protagonismo o interés particular”. La diócesis de México [VIDEO] ha abierto puntos de recolección para 25 toneladas de productos de primera necesidad. Las donaciones han alcanzado los 2.200.000 de pesos gracias al trabajo voluntario de una decena de organizaciones católicas en todo el mundo.