Anuncios
Anuncios
2

Monterrey, N.L..- Cientos de personas marcharon ayer en el centro de la ciudad para sostener y recordar la demanda de justicia a 3 años de los hechos en Iguala, Guerrero, que dejaron seis muertos, 25 heridos y 43 #desaparecidos a manos de policías al servicio de narcotraficantes.

Individuos y organizaciones civiles partieron de la Plaza de Colegio Civil alrededor de las 19:00 horas y marcharon hasta la explanada del Palacio de Gobierno, donde madres de desaparecidos de Nuevo León agrupadas en la organización FUNDENL (Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León), tomaron la palabra “para recordarle al Estado su deuda con los 43 normalistas desaparecidos en #Ayotzinapa y con las miles de personas desaparecidas en Nuevo León y todo México”.

Anuncios

En Nuevo León, recordaron, existen más de 2 mil 500 personas desaparecidas según el registro nacional. A nivel nacional se han reportado más de 30 mil, cifra que podría ser cuatro veces más grande considerando que según la ONU este tipo de delito es denunciado en 2 de cada 10 casos aproximadamente.

Para muestra, relataron: “Tenemos documentado que en una colonia de Monterrey desaparecieron a alrededor de 30 jóvenes, pero sólo 2 familias interpusieron denuncia, por lo que no existe registro oficial de desaparición”.

Los miles de desaparecidos son en su mayoría, señalaron, “víctimas del conflicto armado sin estrategia que inició Felipe Calderón Hinojosa y aquí el entonces Gobernador del Estado Rodrigo Medina, dándole continuidad hasta la fecha con la misma impunidad y sin estrategia, el actual Jaime Rodríguez Calderón (…) Su guerra, nuestros muertos y desaparecidos.”

Exigieron priorizar la intervención de expertos independientes en distintas disciplinas; transparentar los procesos en campo y en laboratorio de la Procuraduría y crear una Comisión de la Verdad, que documente y busque esclarecer los casos.

Anuncios

Aunque subrayan, siguen buscándoles con vida, “la realidad es aterradora y también hemos tenido que salir a buscar la vida en fosas clandestinas, porque si un desaparecido es regresado a casa, su familia recuperará un poco de esa vida que le fue arrebatada”.

Recordaron que recientemente en un predio del municipio de García donde la Procuraduría ya había concluido trabajos en enero, con la localización de 56 perfiles genéticos, las familias de FUNDENL localizaron más fragmentos de restos humanos e impulsaron una segunda inspección forense que arrojó 149,709 fragmentos de restos humanos localizados, de los cuales el Instituto de Criminalística y Sevicios Periciales no ha identificado aún ningún perfil genético.

Finalmente, se sumaron a las exigencias de las madres y padres de Ayotzinapa para:

1. Abrir una investigación contra elementos del ejército Mexicano del 27 Batallón de Infantería que estuvieron presentes en los lugares donde fueron agredidos los estudiantes.

2. Indagar sobre las pruebas que indican que por lo menos 25 estudiantes fueron llevados a Huitzuco con participación de la Policía Federal, Municipal y Ministerial del Estado.

Anuncios

3. Recibir los resultados del análisis, geolocalización y contenidos de las conversaciones de los 17 teléfonos de los estudiantes desaparecidos en poder de la PGR y que esperan desde abril de 2016.

4. Investigar el móvil de la agresión a los estudiantes relacionado con el trasiego de droga que un grupo delicuencial llevaba a cabo de Iguala a Chicago. #Derechos Humanos