El equipo de campaña de Enrique Peña Nieto comenzó a abrirse camino hacia la presidencia de nuestro país en 2004, la poca simpatía que generaba el actual mandatario en ese entonces inquietó a su equipo de trabajo, quienes con ayuda de Emilio Azcárraga Jean, presidente de Grupo Televisa, le abrió la posibilidad para que tres actrices inyectaran la popularidad y simpatía al candidato; según encuestas realizadas en ese año, las mejores posicionadas por el pueblo serían: la conductora Galilea Montijo, la cantante Lucero y la actriz #Angélica Rivera.

Montijo, la elegida

La encuesta realizada por Televisa dio como vencedora a Galilea, ya que el público la consideró como "la más cercana al pueblo", dados sus orígenes humildes y, por ende, ser la más propicia para realizar el cuento de hadas entre el PRI y Televisa.

Anuncios
Anuncios

A pesar de ser la favorita de las clases populares, la célebre publicista Ana María Olabuenagana, quien creó la campaña publicitaria del Palacio de Hierro, se opuso rotundamente al considerar a Montijo "vulgar", además, sus proporciones físicas: estatura se 1.70 m y 1.80 m en tacones, 70 Kg de peso, exuberantes senos y caderas, espalda ancha en comparación con el 1.69 m de ##EPN, 68 kg y una espalda menor, lo cual descartó su posición de ganadora, sin embargo, lo que enterró sus aspiraciones fue su "oscuro" pasado, ya que la conductora trabajó - en sus inicios - en el club nocturno Cucurrucucú en Guadalajara como bailarina.

Dicha información la confirmaron la misma Galilea y Mauricio Montes de Oca, dueño del establecimiento, quien aseguró que la conductora laboró con él en 1999, que ganaba entre $300 a $400, pero sin hacer favores sexuales a los clientes.

Anuncios

Lucero, imposibilitada

No sólo Olabuenagana asesoraba a Peña Nieto, también Alejandro Quintero, Presidente de la Comercializadora Televisa y el productor Pedro Torres vieron como segunda opción a Lucerito, quien había forjado una imagen casi perfecta, a lo largo de su trayectoria; pero estando aún casada con el cantante Manuel Mijares, impidió el presunto enlace matrimonial entre "la niña de los hoyitos" y Peña Nieto.

Rivera, la única opción

Según información de la periodista San Juana Martínez, el matrimonio Peña-Rivera ha sido arreglado, con el fin de llegar a la presidencia en 2012; ellos se casaron en noviembre de 2010 y - desde esa fecha - la actriz no ha dejado de actuar, pese a estar fuera de los escenarios.

En entrevistas con TVC la periodista declaró "Angélica pasó de mujer de clase media a millonaria, ya que pudo pagar la hipoteca de su departamento ubicado en Miami a tan sólo un mes y medio de sus nupcias con Peña", información que viene detallada en su libro "Soy la Dueña".

El puesto de Angélica Rivera [VIDEO] es el menos transparente, ya que en México no se cuenta la información de sus gastos en comida, viajes, insumos, ropa, entre otros. #Enrique Peña Nieto