Anuncios
Anuncios

El simulacro

El mismo día, en el mismo lugar.

Aunque parece el título de una película, es la frase más adecuada para reflejar el último ##Terremoto sucedido en México.

Todavía recordamos aquella mañana del 19 de septiembre de 1985, cuando a las 7:19 am, la tierra nos recordaba que estaba ansiosa por despertar de su letargo.

Justo el mismo día pero de 2017 -32 años después- en la #CDMX, se realizaban simulacros de evacuación y emergencias, como cada año desde aquel fatídico día.

Los capitalinos estaban muy lejos de imaginarse que nuevamente serían testigos presenciales del enojo de nuestra madre tierra.

Principalmente las nuevas generaciones desconocían la magnitud de un #terremoto, sus consecuencias y desastres.

Anuncios

Después del #terremoto de Oaxaca y Chiapas hace tan solo unos días, nuestro país ha sido nuevamente violentado y sacudido con fuerza y furia inexplicables.

Angustia, terror, llanto y desesperación son los sentimientos que más se han manifestado el día de hoy.

El terremoto

Hoy la sacudida llegó a las 1:15 pm con un nuevo terremoto de 7.1 grados.

El epicentro en esta ocasión se encontraba a tan solo 120 kilómetros de la CDMX, lo que lo hizo más potente que su antecesor.

El movimiento llegó y conforme empezaron a pasar los minutos, las imágenes y videos compartidos en redes sociales, nos hicieron ver la magnitud del evento, haciéndonos recordar aquella fatídica mañana del mismo día pero de 1985.

Sin embargo la gran diferencia del nuevo terremoto, es que en esta ocasión, toda la gente estaba en sus lugares de trabajo y escuelas.

Anuncios

Niños, jóvenes y adultos se encontraban separados de sus familias como un día cualquiera, muchos de ellos están atrapados y en carácter de desaparecidos.

Cuando la fuerza implacable de la tierra se hizo presente, se cayeron los edificios, bardas, servicios de telefonía celular, internet y luz, haciendo que la comunicación y búsqueda de los familiares, se tornara difícil y angustiosa.

Edificios, escuelas, centros comerciales, iglesias, y departamentos se han derrumbado tras la agitada furia de la tierra y algunos han explotado debido a fugas de gas.

En Puebla también se han presentado algunos derrumbes, sin embargo la caída de las dos cúpulas de la Iglesia de los Remedios que se encuentran en la cima de la pirámide de Cholula, son las que más han llamado la atención debido a su valor histórico y religioso.

En Morelos se han presentado fracturas en la autopista del sol, en el kilómetro 109 cerca de Xochitepec, haciéndola imposible de circular.

La prensa internacional ha estado presente reportando los daños y mostrando al mundo, el resultado fatídico del movimiento telúrico.

Anuncios

La unión

En México tenemos un dicho popular que ejemplifica, lo que debemos hacer en estos días de crisis nacional.

“La unión, hace la fuerza”

Lo hicimos en 1985 y al igual que en esa ocasión, nada mejor que demostrar que en la actualidad, la unidad de toda la sociedad de la CDMX, está presente y activa para tratar de mover piedras, escombros y tierra, con la esperanza de recuperar con vida a las víctimas del sismo.

El presidente [VIDEO] Peña Nieto ha salido a revisar la zona y las heroicas Fuerzas Armadas han empezado a ayudar en la remoción de los escombros.

El recuerdo sigue presente y la tensión no cesa de presentarse.

Miles de mexicanos están trabajando de manera conjunta como el mejor de los equipos y de forma tan coordinada, que son un digno ejemplo a nivel mundial de lo que significa la organización, unión y amor a la patria en tiempos difíciles.

Después de un #terremoto, existen un sinnúmero de réplicas, solo esperamos que éstas no sean tan devastadoras como el primero de ellos.

México sigue de pie y poco a poco se recuperará la calma, la tranquilidad y la normalidad de la vida cotidiana de la ciudad más grande del mundo, que aunque la golpeen y lastimen, ésta se niega a morir.