Anuncios
Anuncios

La manía de volar en helicóptero cuando no se debe parece típica de algunos políticos mexicanos. El escándalo del senador Emilio Gamboa [VIDEO], quien se dirigió a un partido de golf dominical con un helicóptero de las Fuerzas Aéreas Mexicanas, recuerda otro episodio similar. Era el mes de abril del año 2015. Quien era en aquel entonces presidente de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), David Korenfeld Federman, prefirió no usar un auto, un taxi, mucho menos un autobús, para dirigirse con su familia al

Aeropuerto Internacional de Ciudad de #México. Se sabe muy bien, el tráfico de la capital puede ser terrible. Así que a Korenfeld Federman no se le ocurrió otra mejor solución que subirse a un velívolo del estado para trasladarse con su familia y no correr el riesgo de perder el vuelo o tener incomodidades con la maleta.

Anuncios

El truco le salió bastante caro. Cuando la noticia se difundió en las redes sociales, Korenfeld Federman tuvo que renunciar a su cargo en Conagua. A través de Twitter pidió disculpas y aceptó que su error no tiene justificaciones ni excusas. Pidió disculpas a los mexicanos y pago el uso de la aeronave. Al periódico Milenio dijo que los seres humanos “siempre somos vulnerables y tendemos a equivocarnos. Creo que lo importante es aceptar con valentía el error, disculparse y hacerse responsables de las consecuencias”. Gamboa aun no se ha arrepentido. Es más, se justifica diciendo que trabaja siempre, incluso los fines de semana. En los próximos días se verá qué sucederá con este nuevo caso. #PRI #Corrupción